sábado, 8 de noviembre de 2008

Un dia como hoy llegan los primeros presos a Guasina

Un día como hoy pero en 1951 Llegan a Guasina los primeros 446 compatriotas detenidos políticos.
Eran condenados a muerte lenta quienes, a bordo del Vapor Gúarico y durmiendo sobre el piso del fondo del buque habían hecho la travesía desde La Guaira, Cumaná, Guanta y Puerto La Cruz hasta la distante y agreste islita deltana donde no se habían construido ninguna clase de servicios.
No había caminos desde el desembarcadero hasta las barracas y los presos fueron obligados a abrirlos en medio de lodazales y gamelote de más de dos metros de altura.
Guasina es una de las islas del Delta del Orinoco bañada por los caños Boca Grande al norte y Sacupana del Remanso al sur, en medio del paisaje de la selva.
Es un lugar pantanoso, invadido por la plaga, amenazado por las crecidas del río y con una temperatura que oscila entre los 38 y 40 grados.
Guasina fue lugar elegido inicialmente en los días de la Segunda Guerra Mundial, 1939, para enviar indocumentados perseguidos por diversas naciones. Pero en el año 1943, el Congreso Nacional, después de conocer un extenso informe del doctor Arnoldo Gabaldón acerca de las condiciones de insalubridad mortal de la isla, pidió y obtuvo del Gobierno la definitiva clausura de ese campo.
Gabaldón encontró en Guasina mosquitos transmisores del paludismo, amibas histolíticas productoras de la disentería amibiana, tifus, etc. Además una mosca denominada vulgarmente "golota", cuyas dolorosas picaduras causan úlceras. Así como insectos de todas clases, incluido "el chipo" o "chupón", agente del mal de Chagas.
La Isla se mantiene como prisión política hasta 1952.
El régimen carcelario de Guasina era excepcionalmente duro, a base de trabajos forzados y sin la menor atención sanitaria. Como tanto la prensa como la radiodifusión estaban bajo el régimen, de la censura, los venezolanos ignoraban esta criminal situación y las protestas y denuncias no tenían ninguna forma de difusión, a no ser por los comentarios familiares y la circulación muy reducida de algún boletín clandestino.

(Foto de Jose Vicente Abreu)
Un gran escritor y luchador político contra la dictadura, José Vicente Abreu, prisionero en ese campo de concentración y autor de la obra Guasina, descubre el paisaje: "La isla de Guasina es, quizás, uno de los lugares de la Tierra más hostil a la vida humana, ubicada a muy pocos metros de altura sobre el nivel normal del Orinoco, su territorio desprovisto en absoluto de necesarias defensas, es casi completamente inundado por las aguas desbordadas del río cada vez que éste crece, las cuales, al volver a su cauce lo hacen dejando toda el área convertida en una gigantesca ciénaga, un inmenso criadero de larvas".
Continúa Abreu: "El clima de Guasina es canicular, oscilando entre 38 y 40 grados a la sombra. Las vías de comunicación casi no existen, pues el único medio de contacto con el exterior lo constituyen las contadas barcazas que de cuando en cuando suelen recalar en sus costas".




3 comentarios:

El rotativo. dijo...

Nunca se me olvidara Jose Vicente Abreu. Un gran luchador. Sus amigos de la Universidad Central de Venezuela y de la imprenta Universitaria lo recordamos como un gran maestro, con su cabello blanco, mas parecia un jinete montando un caballo blanco.Nos enseño del trabajo y de la vida.

El rotativo. dijo...

Nunca se me olvidara Jose Vicente Abreu. Un gran luchador. Sus amigos de la Universidad Central de Venezuela y de la imprenta Universitaria lo recordamos como un gran maestro, con su cabello blanco, mas parecia un jinete montando un caballo blanco.Nos enseño del trabajo y de la vida.

Fernando Miranda dijo...

Hola amigos, la foto que allí aparece, no es la de José Vicente Abreu, sino la de Vicente Emilio Sojo el gran músico venezolano. Gracias. Hasta luego.-