viernes, 7 de noviembre de 2008

Examen de colon a los 45 años evita tumor

En el consultorio, se eliminan pólipos y también el riesgo oncológico
Con una simple colonoscopia a los 45 años de edad, y en el mismo instante del examen médico, una persona podría eliminar cualquier vestigio de cáncer de colon en su futuro.
El cáncer en las vías digestivas es la tercera causa de muerte por cáncer en los hombres y la cuarta en las mujeres. El órgano más afectado suele ser el colon. Según el doctor Cono Gumina, vicepresidente de la Sociedad Anticancerosa, durante la colonoscopia el médico puede "barrer" con cualquier pólipo que se tope y con esto, con futuros tumores.
"Se recomienda realizar este examen a los 45 años, pues es la edad más frecuente de aparición de pólipos que suelen transformarse en tumores. Si a esta edad, en la colonoscopia no se observan factores de riesgo, el siguiente examen se repite diez años después. Si, por el contrario, se encuentran pólipos, el chequeo se repite un año después y, si los resultados son buenos, el examen se va espaciando", explica Gumina.
Si el médico sospecha de alguna irregularidad que puede ser maligna, la marca con un tatuaje especial y toma una prueba para la biopsia. Si resulta ser cancer, remite al paciente a cirugía, y el tatuaje facilita la operación.
"Además de la colonoscopia, es importante mantener una nutrición sana", recomienda Gumina.