sábado, 8 de noviembre de 2008

Jóvenes se exponen a daños de salud al consumir Viagra

ADVERTENCIA LA PASTILLA AZUL FUE CREADA ESPECIALMENTE PARA MAYORES DE 50 AÑOS Y CON PROBLEMAS DE DISFUNCIÓN ERÉCTIL
Una nueva moda que se está generalizando entre "fiesteros" Buscan mejorar su actividad sexual y dar la talla en la cama

Caracas. Alcohol y sexo con Viagra. Esta es la nueva moda que empieza a generalizarse entre los jóvenes "fiesteros".
Cada vez más adolescentes recurren a fármacos contra la impotencia para contrarrestar los efectos de los tragos, poder prolongar la rumba y no hacer el ridículo en la cama, especialmente si es el "levante de una noche loca", pero no toman en cuenta las peligrosas consecuencias que esta conducta puede ocasionar en su salud.
Pensada y creada como la píldora que le devolvería la felicidad sexual a hombres con disfunción eréctil, generalmente mayores, el uso de la Viagra se está extendiendo entre los jóvenes, quienes guiados más por la curiosidad que por la necesidad, buscan mejorar su desempeño sexual, señaló el urólogo Juan Villegas.
Motivación. El miedo al ridículo y los alardes de virilidad son las principales motivaciones para que los jóvenes aspiren a convertirse en una especie de atletas sexuales, dijo el Villegas, quien señaló que esto se da más en los hombres entre los 18 y 40 años de edad, quienes en la mayoría de los casos no están medicados, aunque ha tenido casos en su consulta de personas que fingen tener problemas de erección para conseguir la receta.
"Esto se debe a que los jóvenes miden su rendimiento sexual por el número de actos sexuales realizados en una sola sesión y procuran mantener esa capacidad, que se va perdiendo con el tiempo. Estos medicamentos se lo permiten porque acortan los períodos de recuperación entre un acto y otro", explicó.
Sin embargo, "esto lleva a que estas personas se conviertan en esclavos, adictos a la pastilla. El problema es que cuando la intentan dejar, caen en la ansiedad y la pérdida de autoestima al no poder normalizar la situación, afirma el especialista.
Problemas. También el uso incontrolado de la Viagra genera otras consecuencias. El renovado vigor sexual que han adquirido muchos hombres, desde los jóvenes hasta los de la tercera edad, en los últimos años, gracias a los avances de la medicina y de las famosas "pastillas azules" que han dejado en el pasado los problemas de disfunción eréctil, ha llegado acompañado de enfermedades de transmisión sexual, que se adquieren por falta de prevención y rechazo al uso del condón, señaló el especialista.
A su juicio, el consumo de este tipo de medicamentos no debe realizarse sin supervisión médica, porque la ingesta de Viagra presenta contraindicaciones en caso de ser diabético y de tener problemas coronarios o sida. También es incompatible con aquellos fármacos que contengan nitratos. En este sentido, puede llegar a ser mortal, afirmó.
Riesgo. Tanto los jóvenes como las personas de la tercera edad se han convertido en el nuevo blanco de las enfermedades de transmisión sexual porque no se cuidan, sólo están pendientes de las bondades de la pastilla que les permite tener una erección y mantener relaciones sexuales, pero descuidan la parte preventiva, no usan condón y, en consecuencia, los pacientes que usan Viagra están más propensos a contraer más enfermedades que el resto de la población, afirmó el urólogo Ricardo Szemat.
Recordó que entre las disfunciones sexuales masculinas, la eréctil es una de las más frecuentes e importantes.
La disfunción eréctil se define como la incapacidad permanente o recurrente del hombre para lograr y/o mantener una erección peneana suficiente para mantener una relación sexual. Se estima que alrededor de la mitad de los hombres mayores de 40 años de edad se ven afectados. Tiene su origen en causas biológicas, emocionales o psicológicas, como estrés, cansancio, depresión y baja autoestima.
Lo importante es acudir al especialista para ser tratado debidamente, a fin de ir recuperando progresivamente la capacidad sexual, porque cuando un hombre se da cuenta de que no pudo sostener una erección, descuida aspectos importantes de la relación de pareja.
ALERTA SOBRE ALGUNOS MITOS
Uno de los mitos relacionados con la Viagra es cuando se dice que con esta pastilla no hay necesidad de estudios complementarios ni consultas médicas.
"Esto es totalmente falso, y por eso se debe alertar a la población en general, porque hay factores de riesgo que se deben tomar en cuenta para evitar males mayores. Muchas veces la disfunción eréctil es un marcador de otra patología.
Por eso es importante acudir a un especialista para buscar las alternativas que se ofrecen para este padecimiento. Si la orientación se busca en pareja, el éxito del tratamiento es más seguro", destacó el Dr. Villegas.
LO QUE DEBE SABER
Origen
La Viagra no fue creada para que hombres jóvenes la usen sino para aquellos con más de 50 años de edad y que presenten problemas relacionados con la disfunción eréctil o impotencia.
Reactivación
A raíz de la existencia de tratamientos que permiten curar la disfunción eréctil, las personas de la tercera edad han reactivado su vida sexual, pero deben guardar medidas de prevención para evitar contagios de enfermedades.
Ayuda
Las personas con disfunciones sexuales deben buscar ayuda profesional para evitar incurrir en conductas que pongan en riesgo su salud y bienestar.
Estilo de vida
La alimentación y el estilo de vida también influyen en la aparición de la disfunción eréctil. Al tener hábitos de vida sano, practicar ejercicios con regularidad e ingerir una dieta balanceada (sin cometer excesos como el consumo de alcohol o cigarrillos) se puede mantener una buena condición física, lo que eleva el rendimiento y previene disfunciones sexuales.

No hay comentarios: