jueves, 27 de noviembre de 2008

Un día como hoy en fallecio el inmortal Daniel Santos

16 años sin el "Irresistible" Camarada Daniel Santos
Hace 16 años moría El Inquieto Anacobero, mientras en Caracas, por fuerza de aviones y rebeliones patriotas como él, no teníamos tiempo de lamentarlo.
En 1941, muchos puertorriqueños fueron enviados por el ejército de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Entonces Daniel grabó uno de sus grandes éxitos: Despedida, la cual fue compuesta por Pedro Flores y cuenta la historia de un recluta que tuvo que dejar a su novia y a su madre enferma. Daniel sufrió el mismo drama que el joven de la canción al saber que fue reclutado. Después de la guerra, él se hizo partidario del Partido Nacionalista de Puerto Rico, anhelando que su Puerto Rico se independizara de los norteamericanos.

Incluso grabó junto a Pedro Ortiz Dávila/Davilita un disco de corte nacionalista con temas como Patriotas, La lucha por la independencia de Puerto Rico y Yanki, go home.
Este tipo de actitudes le acarrearía problemas con el FBI y el Departamento de Estado de Estados Unidos.
El cantante Camarada está sembrado en el cementerio de los inmortales
No se trata de volver a escribir lo que permite una página en torno a la biografía de Daniel Santos.
Hemos escrito muchas veces, pero siempre son más las ganas de evocarlo al conjuro de Linda, Despedida, Irresistible, Perdón o Mayoral, por sólo citar algunas de las inmortalidades de su voz.
Hay dos detalles en la vida de Daniel a los cuales vale la pena refrescar: su estancia en Cuba y el lugar donde descansa.
En Cuba. "El recorrido para llegar a Cuba pasó para Santos por trabajar de niño como limpiabotas, cantar en el coro de su escuela primaria, comenzar su carrera profesional en una banda, conocer en Nueva York a Pedro Flores (autor de, entre muchas, Amor perdido), quien lo invitó a su cuarteto y sustituir a Miguelito Valdés en la orquesta de Xavier Cugat.
Fuera de la escena, en esos años 40, Santos tuvo que servir en el ejército norteamericano, y "fue influenciado por los ideales nacionalistas de Pedro Albizu Campos, ideas que le causaron problemas con el FBI y con el Departamento de Estado de USA cada vez que viajaba".
Santos fue a Cuba en 1946, cuando Bobby Capó se lo presentó al guajiro Amado Trinidad, quien contrató a Santos para que trabajara por ocho días en un programa radial llamado Bodas de Plata Portagás, en el se presentaban los artistas más reconocidos del momento.
El programa de la Cadena Azul RHC siempre comenzaba con la canción Ana cobero por el pianista puertorriqueño Andrés Tallada.
Un día, Santos se presentó al estudio disfrazado y bailando, sorprendiendo tanto al locutor, quien pasó a presentarlo diciendo: "Con ustedes, ahora, el Anacobero Daniel Santos". El término "Anacobero" se le pegó y luego se le añadio el "inquieto" para reflejar la vida intensa que Santos había llevado. A los meses se produciría su encuentro con la Sonora Matancera...
Sabemos que en Cuba compuso El preso luego de salir de una cárcel habanera que compuso El que canta en homenaje a Sindo Garay (el genial autor de Perla marina) y compuso Qué cosas tiene la vida. No sería en Cuba sino en Maracaibo, acá, en Venezuela, donde compondría Sierra Maestra que terminó siendo una suerte de himno del Movimiento del 26 de Julio, que transmitió Radio Rebelde desde las montañas de la Sierra Maestra durante la revolución cubana.
El periplo vital del Anacobero da para libros completos, algunos de los cuales han sido escritos y otros están por escribirse. Quedó viuda Ana Rivera, quien se ocupó de que los restos del inolvidable cantor fueran trasladados a su tierra natal, Puerto Rico, la que tiene en su bandera no 50 sino una solitaria estrella.
El camposanto.
El lugar donde está sembrado Daniel Santos fue construído en 1814 entre el Morro y La Perla. Luego fue cerrado y en 1863 se volvió a construir. Es el cementerio de Santa María Magdalena de Pazzis, llamado por los boricuas "el de los inmortales" porque alberga a glorias del país como Pedro Albizu Campos, José Gautier Benítez, Gilberto Concepción de Gracia, Pedro Flores, Tite Curet Alonso, Rafael Hernández, entre otros.
Daniel está cerca de Albizu Campos y de Pedro Flores, todos frente al mar, en el viejo San Juan.
Quiera Dios que hoy se revienten las rockolas...

1 comentario:

rocolero dijo...

asi es que suenen las rokolas, eso si era un cantante, ademas era revolucionario. honor al jefe daniel