miércoles, 26 de noviembre de 2008

PSUV GANADOR ABSOLUTO DE LAS ELECCIONES DEL 23 N

Votos para gobernadores
Psuv obtuvo 5.073.774
Oposición: 3.948.912
El partido de Gobierno ganó 263 alcaldías del país
Oposición triunfó en seis capitales y venció en 48 municipios
En la elección de gobernadores, el Partido Socialista Unido de Venezuela obtuvo 5 millones 73 mil 774 votos (53,52%), mientras que la oposición, sacó 3 millones 948 mil 912 (41,65%).
Los partidos aliados que postularon candidatos fuera del Psuv, considerados disidentes, obtuvieron 454 mil 131 votos.
Las organizaciones independientes sacaron 2 mil 469.
Esos datos fueron calculados sólo para el cargo de gobernador, pero si se quiere obtener una idea de la preferencia oficialista, incluyendo al área metropolitana de Caracas (con los votos para la Alcaldía Mayor), se tiene que los rojos cuentan con 5 millones 963 mil 972 votos, mientras que la oposición tiene 4 millones 671 mil 400.
Para la Alcaldía Mayor, la oposición obtuvo 722 mil 488 votos (52,41%) destinados a Antonio Ledezma, y 619 mil 598 (44,95%) para Aristóbulo Istúriz del Psuv.
Si además se añaden los votos de la Alcaldía de Libertados que constituye el Distrito Capital, el Psuv alcanza los 6 millones 171 mil 382 votos, mientras que el sector opositor tiene 5 millones 69 mil 602.
En el cuadro final de las 326 alcaldías que estaban en juego en las elecciones regionales del pasado domingo, el Psuv obtuvo el triunfo en 263 municipios y en la mayoría de las capitales del país.
La oposición resultó ganadora en 48 alcaldías y venció en las siguientes capitales: San Cristóbal (Tác), Mérida (Mér), San Juan de los Morros (Guá), La Asunción (Nueva Esparta), Ciudad Bolívar (Bol) y Maracaibo (Zul).
Los partidos oficialistas (para algunos disidentes) que postularon candidatos a alcalde por su parte, obtuvieron 14 cargos y un partido independiente se alzó con otro.
Asistencia. La participación para estas elecciones regionales superó 65% con lo cual se puede calcular que sufragaron un poco más de 11 millones de electores.
Los comicios de 2000, cuando se relegitimaron todos los cargos de elección, se mantenían hasta el domingo como los de más alta participación con 56,4% (la más baja asistencia a las urnas fue en 1989 con 46% de votantes). El pasado 23 se rompió el récord.