sábado, 22 de noviembre de 2008

Omar Vizquel fue inmortalizado en la historia de Leones del Caracas

Con un poco de tristeza, porque no volverá a ver el número 23 en el terreno, pero a su vez con gran alegría y honor por ser inmortalizado, el grandeliga Omar Vizquel recibió un homenaje del equipo Leones del Caracas con el retiro de su camiseta.
Vizquel se une a glorias del béisbol venezolano como Gonzalo Márquez, Víctor Davalillo, Antonio Armas y Baudilio Díaz, a quienes también se les rindió este homenaje del retiro de su número.
“Para mí es un placer estar con luminarias como Baudilio Diaz, Antonio Armas, Víctor Davalillo, en verdad es un honor muy grande. Yo jugué con muchos de ellos, Gonzalo Márquez fue uno de los que me ayudó cuando llegué como novato a Leones. Todos formaron parte de esa escuelita siendo yo un alumno de ellos y para mí eso es algo muy grande”, comentó Vizquel.
El campocorto recordó momentos vividos con los melenudos, divisa a la que le prestó servicio durante trece temporadas en la pelota local, siendo la temporada 2007-2008 su última en Venezuela.
“Me tiene sorprendido porque en general le retiran el número a un pelotero cuando está alejado del terreno por mucho tiempo, y yo he dado declaraciones que quiero jugar en Grandes Ligas, pero como el año pasado fue mi último juego aquí en Venezuela la gerencia del equipo Leones decidió retirar el número 23”, dijo.
“Esto es algo que me tiene un poco triste porque ya no lo vamos a ver en el terreno como a mí me hubiese gustado, compartirlo con alguno de los peloteros que vienen subiendo para tener esa especie de recuerdo”, agregó.
En esas trece campañas uniformado de león conectó 383 imparables, 205 carreras anotadas, 132 impulsadas en 1.391 veces al bate, un total de 406 encuentros jugados. Además su debut en el circuito fue en 1984 ante Navegantes del Magallanes, en el que alineó de octavo bateador y se fue de 4-0.
“Un homenaje te cae de sorpresa, uno no tiene idea de la magnitud del momento hasta que mencionan tu nombre, aunque uno se prepara, cierra los ojos en la noche y se pone a pensar, es difícil porque el momento es muchísimo más grande que la preparación que tienes, los sentimientos te llegan al corazón, la sangre te pasa lentamente por el cuerpo”, aseguró Vizquel.
Su primer número con el Caracas fue el 4, pero se lo cambiaron por el 23, con el que siempre jugó, en Grandes Ligas se caracteriza por jugar con el 13, el cual es de gran tradición principalmente entre los jugadores de su posición.
Por su 42 años de edad el pelotero no tiene un contrato con ninguna organización en Estados Unidos, pero su deseo de jugar al béisbol es más fuerte y espera que le den una nueva oportunidad de demostrar que todavía está en condiciones.
“A pesar del deseo, los peloteros llegamos a un nivel en el que ya tu cuerpo no da más, donde ya has dado el todo por el todo por el béisbol, donde has sacrificado todas la horas del mundo para llegar al tope de tu carrera y yo ya lo he hecho”, indicó el ganador de 11 guantes de oro en las mayores.
“Estoy jugando por la pasión y la alegría que siento por el deporte, de estar alrededor los muchachos y a lo mejor en un futuro no voy a jugar a diario pero sin embargo ese deseo me va a llevar a que siga jugando pelota”, añadió.
Omar no descarta ser mánager en un futuro porque para él en esas funciones es ahí donde se demuestra todo lo que sabes y aprendiste del béisbol.