miércoles, 30 de julio de 2008

Red de Inquilinos marcharon para protestar desalojos forzosos

La Red Metropolitana de Inquilinos (RMI) propone un proyecto de Prohibición de los Desalojos Forzoso, el cual beneficiará a unas 600 mil familias a nivel Nacional.
Su propuesta fue entregada a la Vicepresidencia y beneficiará a unas 600 mil familias en todo el país. "Este documento será entregado a la comisión que trabaja en la Ley Habilitante para su análisis", explicó Reegal Sergel.
"Este documento será entregado a la comisión que trabaja en la Ley Habilitante, para su análisis y posterior aprobación, para así acabar con los desalojos que día a día amenazan a nuestras familias de quedar sin viviendas", destacó Reegal Sergel, uno de los miembros del RMI, durante una marcha, realizada este martes, que partió de la Plaza Morelos y se dirigió a la Vicepresidencia de la República para entregar el proyecto en cuestión.
Sergel manifestó que dicho documento contiene una serie de articulados que están basados en la Constitución Bolivariana de Venezuela y también en el Pacto Internacional de los Derechos Económico, Sociales y Culturales del cual Venezuela es firmante; reseñó una nota de la Agencia Bolivariana de Noticias.
Asimismo, informó que uno de los articulados establece que "los inquilinos para ser protegido por el mencionado proyecto deberán estar al día con el pago del arrendamiento".
"El Instituto Nacional de Estadísticas (INE), del año 2002, indicó que en el país existe, aproximadamente, 590 mil 280 familias en situación de alquiler, cada una conformadas por tres y cuatro personas", dijo.
Señaló que otras de las propuestas de la Red es la Regulación del Mercado Secundario, debido a las especulaciones inmobiliarias por parte de los propietario. "Esto es necesario que se apruebe, puesto que hoy en día la vivienda es vista como un negocio que quebranta nuestro derecho Constitucional, como lo es el derecho a tener una vivienda, a la familia y a la ciudad".
Indicó que en la mayoría de los desalojos "que son injustos e inmorales, las víctimas son madres solteras, personas de la tercera edad y mujeres embarazadas". Por tal motivo, los integrantes de la Red Metropolitana de Inquilinos claman por una pronta y positiva respuesta.