lunes, 7 de julio de 2008

Las Trancas hacen madrugar a los hatillanos

Los Residentes de El Hatillo salen cada vez más temprano para eludir el tránsito
Salen oscuro y llegan de noche.

Los treinta minutos más de descanso que se prometieron con el cambio de horario, nunca llegaron a ser disfrutado por los caraqueños, pues aseguran que las colas de la ciudad se han encargado de quitarles el sueño, al obligarlos a salir de sus hogares hasta dos horas antes para llegar puntuales a sus trabajos.
Marianela Senior vive en Los Naranjos, e indica que hace un año salía a las 6 am para llegar puntual a su trabajo en El Rosal; en 2008, debió adelantar su salida media hora más. "Pensaba que yo era la única maniática en mi edificio por salir a las cinco y media de la mañana, pero mis vecinos también se han visto obligados a adoptar este horario, porque ahora Los Naranjos se ha convertido en una vía de paso de quienes vienen de El Hatillo, lo que congestiona más la zona. Nos hemos convertido en una tranca perenne".
Media hora antes que Senior, está saliendo Noris Mesa de su casa, en Hoyo de la Puerta. No posee carro, y asegura que el aumento de carros en la ciudad y la falta de transporte público la han obligado este año a salir a las 5:00 a.m. para tener el suficiente tiempo de hacer cola en la parada y toda la cola que de la vía, sin que ello la retrase. "Laboro en la Universidad Simón Bolívar y mi esposo en La Trinidad, y aunque es relativamente cerca de la casa, debemos madrugar si queremos llegar puntuales", dice.
En La Lagunita, sus habitantes también han cambiado el horario. David Marrero es residente de la zona y se lamenta por no tener suficiente dinero para comprarse un helicóptero que lo traslade tranquilamente por la ciudad. "Hace dos años salía a las seis y media de la mañana para ir al trabajo, en el centro de Caracas, pero con las nuevas urbanizaciones ya se empieza a ver el aumento de carros y debo salir antes de las seis, si quiero demorarme sólo hora y media".
Para la familia Carroz, mientras tanto, la hora de salida es a las 6:00 am, como máximo, para poder llevar a sus hijos al colegio. "Aunque no se crea, diez minutos hacen la diferencia", dice Iván Carroz. "Si salgo a las 6:30, los niños llegan tarde, y yo me tardo dos horas en llegar a Chacaíto
De acuerdo a Freddy Iriza, vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Ingeniería, Transporte y Vialidad, existen dos causantes del problema del congestionamiento: la presencia de al menos 1,1 millones de ve- hículos transitando diariamente por la ciudad y la ausencia de una red vial matriz continua.