martes, 22 de julio de 2008

Bolivia no descarta un atentado en el caso del Helicoptero

El presidente Hugo Chávez, dijo hoy que los cuatro militares muertos ayer en Bolivia “serán siempre recordados y venerados” en ambas naciones “como héroes mártires de la revolución bolivariana”.
“En momentos en que emprendemos viaje a Europa para cumplir ineludibles compromisos, recibimos la terrible noticia de la muerte de nuestros compañeros de armas“, dijo Chávez en un comunicado, aparentemente redactado en el avión que lo traslada para una gira por Rusia, Bielorrusia, Portugal y España.
El mayor Rodolfo Rivas, de 37 años, el teniente Davis Bustillos, de 29, el maestro técnico Carlos Jatar y el auxiliar técnico César Bastidas, ambos de 39 años, además del mayor boliviano Rodolfo Paz Céspedes, resultaron muertos al precipitarse a tierra la aeronave en que viajaban, en la región central boliviana de Cochabamba.
El helicóptero accidentado es uno de los dos Súper Puma que Chávez prestó hace dos años para uso de su colega de Bolivia, Evo Morales, ante la precariedad de los aparatos militares bolivianos.
Chávez añadió en el comunicado que “nada puede mitigar el dolor de familiares, amigos, compañeros de armas y de todos los venezolanos y venezolanas por la pérdida de estos jóvenes militares, ubicados entre los mejores de su generación, caídos cuando valiente y generosamente ayudaban a una nación bolivariana”.
“Su entrega y sacrificio los ubica en la tradición de la solidaridad bolivariana que siempre condujo a nuestros ejércitos a cruzar las fronteras patrias para sembrar libertad, soberanía y esperanzas en nuestra América”, agregó.
Poco antes, Morales había expresado a Chávez sus condolencias por la muertes de esos cuatro militares venezolanos y de otro piloto boliviano.