domingo, 6 de julio de 2008

A los 111 años del nacimiento del Gral. Bolivariano Isaías Medina Angarita

Isaías Medina Angarita nació en San Cristóbal, Edo. Táchira, el 6 de julio de 1897

Su derrocamiento, el 18 de octubre de 1945, es un tema que todavía produce controversia entre sectores que defienden su gestión y los que justifican dicho golpe
Medina decía: «He contribuido, con toda la medida de mis fuerzas a hacer efectiva la justicia social y la libertad del ciudadano, y hoy como ayer, puedo decir que por mi voluntad ningún compatriota sufre de prisión, no se halla alejado de la tierra natal».
El 18 de octubre de 1945 es el momento de la presidencia de Isaías Medina Angarita que más recuerda la historia de Venezuela, pues fue la fecha que marcó su derrocamiento y la instalación de una Junta Revolucionaria de Gobierno.
En aquel entonces, Medina Angarita, cae sin resistencia “para evitar los desastres de una guerra civil”. En su último mensaje al Congreso Nacional, el 21 de abril de 1945, Medina expresó: “He contribuido, con toda la medida de mis fuerzas a hacer efectiva la justicia social y la libertad del ciudadano y hoy como ayer, puedo decir que por mi voluntad ningún compatriota sufre de prisión, no se halla alejado de la tierra natal”.
El político
El 28 de abril de 1941, cuando se llevaron a cabo las elecciones, Isaías Medina Angarita fue elegido Presidente de la República, derrocando así a su contrincante más cercano, Rómulo Gallegos. Dos días después, contrajo matrimonio con Irma Felizola, para asumir finalmente la presidencia el 05 de mayo de 1941.
Medina realizó una amplia apertura democrática con la posibilidad de que se planteara la confrontación de distintas ideologías y la expresión de criterios diversos en torno a los problemas del país y a los sucesos internacionales, en los momentos críticos de la Segunda Guerra Mundial. Esto fue posible gracias a la legalización de los partidos políticos, cuyos grupos de origen habían tenido una vida política discontinua y accidentada, debido a las limitaciones impuestas en los períodos de Gómez y de López Contreras.
Durante su período de gobierno, se implementaron los primeros fundamentos que sentarían las bases para la construcción de una democracia sólida. Respetó ampliamente los derechos humanos, así como propició y defendió la libertad de expresión y permitió la libre actividad de los partidos políticos, al legalizar el Acción Democrática y el funcionamiento del Partido Comunista.
Impulsó cambios en el campo legislativo, a través de tres reformas: la fiscal con la Ley de Impuesto sobre la Renta (1942), la petrolera con la Ley de Hidrocarburos de 1943 y la agraria con la Ley de Reforma Agraria de 1945. Desde el comienzo de su período constitucional, Medina se preocupó por patrocinar una reforma fiscal, nombrando la comisión redactora del proyecto de Ley de Impuesto sobre la Renta. En el año 1942, lo aprobó, a través de la implementación de los métodos fiscales más modernos de la época, en 1943 funda el INOS.
Medina Angarita es el primer presidente venezolano que, en ejercicio de sus funciones, sale al exterior en misión oficial. El 17 de julio de 1943, da comienzo a su viaje por las naciones bolivarianas: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá.
Sin embargo, el mismo movimiento que Medina había dado al país con los cambios sustanciales producidos por nuevas leyes y el goce de todos los derechos ciudadanos sin limitación alguna, lo arrolló cuando le faltó la determinación de dar el paso decisivo, concediendo el sufragio universal directo y secreto para la elección presidencial, causa esgrimida por los civiles que participaron en el golpe, para justificarlo.
A pesar de no haber profundizado en las medidas referentes al sufragio universal, directo y secreto, promovió una reforma constitucional que permitió por vez primera el voto a las mujeres para elegir y ser elegidas concejales, así como la elección de diputados a través del voto directo y popular.
Pero esto no fue suficiente. Cuando ya se aproximaban las elecciones, el 18 de octubre de 1945, dirigentes de Acción Democrática dan un Golpe de Estado, argumentando que no se habían hecho suficientes labores para la implementación del voto universal, directo y secreto. Ante tal situación, Medina Angarita cayó del poder sin resistencia, siendo detenido y expulsado del país.
Su destino para vivir el exilio sería la ciudad de Nueva York, en donde el 08 de mayo de 1952, sufre un accidente vásculo-cerebral trombótico de la arteria cerebral media, razón por la que es hospitalizado en el “Doctor's Hospital de Nueva York”.
Un tiempo después, regresó a Caracas, empezó a sufrir las consecuencias del accidente, desarrollando una hemiplejía izquierda que obstaculizó sus habilidades y aptitudes, lo que aceleraría su muerte un año después, el 15 de septiembre de 1953