viernes, 26 de septiembre de 2008

Presentado libro Teoría del Socialismo de Ludovico Silva en Los Caobos

Ludovico Silva, cuyo verdadero nombre era Luis José Silva Michelena era un poeta angélico y diabólico. Amaba demasiado la perfección. Más de lo que es lícito amarla. Su rostro de ángel de luz lo delataba. Su alada condición la disimulaba dedicándose infatigable al estudio y la enseñanza de temas filosóficos, y particularmente del marxismo.
El parque Los Caobos, en Caracas, sirvió de escenario este jueves para presentar el libro “Teoría del socialismo' del reconocido intelectual venezolano Ludovico Silva.
En el bautizo participo la esposa del intelectual -fallecido en diciembre de 1984-, Beatriz, su hija Taís y el alcalde Juan Barreto.
En la primera página de la obra se plasmó una dedicatoria escrita por el autor: “escribo este ensayo para mis amigos revolucionarios que se confiesan marxistas y que luchan con distintas armas por el logro de una sociedad socialista en el continente americano”.
Nacido el 16 de diciembre de 1937, este filósofo, poeta y profesor universitario está consagrado como uno de los más importantes pensadores del marxismo que ha dado América Latina.
La hija de Silva agradeció a la Alcaldía Mayor porque esta es la segunda obra publicada en forma conjunta con la Fundación Ludovico Silva, siendo la primera el texto “Letra y pólvora”.
A su turno, Barreto describió la obra del intelectual venezolano como “vasta, tenaz, profunda y necesaria”. Sobre “Teoría del socialismo” manifestó que es un libro que demuestra que se puede ir desde las profundidades a la divulgación.
El Alcalde recordó que el presidente Hugo Chávez es un impulsor de estudiar el pensamiento de “quienes nos acompañaron en las luchas”, donde Silva encuentra un lugar destacado.
Barreto también explicó que en nuestras propias raíces existen investigadores que se dedican a la construcción del pensamiento para edificar una nueva sociedad.
Autor de 'La alienación como sistema: teoría de la alienación en la obra de Marx”; “La alienación en el joven Marx” y “Contracultura”, el propio Silva definió su posición como intelectual escribiendo que su vocación debe servir “para contribuir a poner en claro y sobre el tapete el problema del socialismo y el comunismo”.