lunes, 1 de septiembre de 2008

El avión de Conviasa quedó desintegrado tras el impacto




El avión venezolano, de la línea Conviasa, que se estrelló en Ecuador perdiendo la vida sus 3 tripulantes quedó completamente desintegrado tras el choque.
Restos del avión siniestrado. Así lo muestran las primeras imágenes difundidas
La caja negra fue recuperada, como se puede apreciar en una de las imágenes.
Lamentablemente Pedro Menderi, el copiloto Pedro Rangel y un mecánico que les acompañaba, cuyo nombre aún no conocemos han fallecido en el trágico suceso.
El presidente del Instituto de Aeronáutica Civil (Inac) de Venezuela, José Luis Martínez, expresó en Caracas que el avión ya no pertenecía a Conviasa sino a una empresa hondureña, a la cual no identificó. "Estaba en condición de arrendamiento. Ya Conviasa había finalizado su período de arrendamiento y se había entregado formalmente a los dueños", dijo. Martínez explicó que el aparato conservaba la matrícula venezolana, lo que obligaba también a ser tripulado por venezolanos, y puntualizó que el mecánico sería hondureño.
El avión se estrelló el sábado por la noche en un páramo de los Andes
Según el Director del INAC el avión ya no pertenecía a Conviasa ya que se estaba entregando a un nuevo dueño. Sin embargo, volaba bajo el anagrama de la línea aérea venezolana, con matrícula venezolana y con el personal aéreo de Conviasa.
En las imágenes se advierten pedazos del fuselaje de la aeronave en una planicie del páramo del sector de Patasacha, en una zona conocida como Cerro Azul, en el flanco sur de los montes Illinizas, a unos 70 kilómetros al sur de Quito.
Los fallecidos serán llevados en las próximas horas al tanatorio de la ciudad de Latacunga, la capital de la provincia de Cotopaxi. La DAC convocó a una Junta de Investigación de Accidentes (JIA) para que acuda al sitio del siniestro e indague las probables causas de su caída.