sábado, 13 de septiembre de 2008

¿Cómo se mide el potencial de destrucción de un huracán?

Las oficinas meteorológicas en el Atlántico y Pacífico nororiental usan un sistema de clasificación que va del 1 al 5 para describir la intensidad de los huracanes basada en el daño que pueden provocar a la propiedad y la vida sus vientos máximos sostenidos e inundaciones.
La escala fue desarrollada en 1969 por un ingeniero, Herbert Saffir, para describir los daños a la propiedad esperados por la velocidad de los vientos de un huracán.
El entonces director del Centro Nacional de Huracanes (CNH), Bob Simpson, la amplió considerando los daños esperados por la magnitud de la marejada ciclónica.
En Australia, por ejemplo, se utiliza una escala diferente, también de cinco niveles, pero basada en los daños que pueden provocar las ráfagas máximas de vientos.
A continuación la escala Saffir-Simpson:
- Categoría 1, Mínimo:
Vientos de 74-95 mph (119-153 km/h). Daños a los arbustos, árboles, follaje, y a residencias sin cimientos (estilo cabañas prefabricadas o casas rodantes). Inundaciones costeras localizadas en áreas bajas.
- Categoría 2, Moderado:
Vientos de 96-110 mph (154-177 km/h). Daño considerable al follaje de arbustos y árboles. Algunos árboles derribados. Daño a casas rodantes expuestas. Algunos daños a los techos . Carreteras costeras y rutas de escape en áreas bajas del interior obstruidas con inundaciones de 2 a 4 horas antes de la llegada del ojo.
- Categoría 3, Extenso:
Vientos de 111-130 mph (178-209 km/h). Grandes árboles derribados. Daño a los techos de edificios, daños estructurales a edificios pequeños. Casas rodantes destruidas completamente. Inundaciones serias en la costa y destrucción de estructuras pequeñas cerca de la costa.
- Categoría 4, Extremo:
Vientos de 131-155 mph (210-249 km/h). Daños masivos en techos, ventanas y puertas. Inundaciones hasta 10 kilómetros de la costa. Rutas de escape en el interior bloqueadas con inundaciones de tres a cinco horas antes de la llegada del ojo.
- Categoría 5, Catastrófico:
Vientos de más de 155 mph (249 km/h). Daño considerable a techos de edificios. Daños severos en techos de edificios residenciales e industriales. Desalojo masivo de áreas residenciales.