viernes, 29 de agosto de 2008

Se cumplen 45 años del rememorado discurso de Martin Luther King: "I have a dream" ("Yo tengo un sueño")

Este jueves se cumplio 45 años del rememorado discurso otorgado por el asesinado activista y defensor de los derechos civiles para los afroamericanos, Martin Luther King.
El 28 de agosto de 1963, fue pronunciada la emblemática frase que quedó marcada para siempre: "I have a dream" ("Yo tengo un sueño").
En aquella oportunidad, al pie de la escalerilla del Monumento a Abraham Lincoln, en Washington, el activista proclamó: "Sueño que algún día esta nación se levantará y experimentará el verdadero significado de su credo".
Confió, además, en que llegaría el día en que los estadounidenses serían juzgados por su integridad en lugar de su color.
Ese discurso fue pronunciado durante una marcha por el trabajo y la libertad.
Luther King fue activista del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos para los afroamericanos, y recibió el Premio Nobel de la Paz.
Organizó y llevó a cabo movimientos por el derecho al voto, la no discriminación, y los derechos civiles básicos.
Se resalta que justamente este jueves, 45 años después, el candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Barack Obama, el primer postulante negro a la Casa Blanca, cerrará la Convención Demócrata con un discurso en Denver.

El Dr. Martin Luther King Jr.(Enero 15, 1929 - Abril 4, 1968), un clérigo Bautista Afro-americano, es considerado un gran Estadounidense, gracias a sus esfuerzos por promover los Derechos Civiles de la poblacion Negra en su país.
Fue electo presidente de la Conferencia Bautista Sureña en 1957 y durante los siguientes años, hasta el día en muriera asesinado, se dedicó a promover los Derechos Civiles y a luchar en forma pacífica por conseguir la igualdad de razas en Estados Unidos.
En 1963 condujo una marcha pacífica de más de 250,000 participantes hasta Washington D.C. , donde dirigió su famoso discurso "Yo Tengo un Sueño".
Sus esfuerzos le valieron el Premio Nobel de la Paz (1964) y la Medalla Presidencial a la Libertad (1968).
"Estoy orgulloso de reunirme con ustedes hoy, en la que será ante la historia la mayor manifestación por la libertad en la historia de nuestro país.
¡Hoy tengo un sueño!
Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano.