lunes, 25 de agosto de 2008

Lorena Almarza directora de la Villa del Cine habla sobre su último estreno



«En nuestra producción hay una clara posición en términos políticos e ideológicos»
Comando X , filme producido por el organismo y recién estrenado en cartelera, ataca satíricamente a la oposición al gobierno de Chávez.
Almarza comenta el punto de vista de la institución y sus objetivos en varias áreas
Llegaría para destronar "la dictadura de Hollywood" en palabras del presidente Hugo Chávez. Se inauguró hace dos años y, aunque no cumplió con la promesa de 19 largometrajes estrenados al año que hizo el ex ministro de Cultura, Francisco Sesto, ha llevado a las pantallas nacionales cuatro largometrajes de ficción (Miranda regresa, La clase, 1, 2 y 3 mujeres y Comando X) y dos documentales (Víctimas de la democracia y Venezuela Petroleum Com pany). Y, según promesas de su directora, planea estrenar entre los últimos meses de 2008 y principios de 2009 diez o más trabajos. Desde el inicio, la Villa del Cine –una de las varias instituciones que se crearon para sistematizar la producción de cine por parte del Estado– ha estado al mando de Lorena Almarza.
Almarza ha estado tras todos los proyectos de la Villa, los estrenados y los que están por estrenar. Asume tal autoría que en las ruedas de prensa de presentación de las cintas siempre es la primera en hablar a los medios. Ahora comenta sobre los últimos desarrollos de la Villa, sus métodos de trabajo y la última de las películas que produjo, Comando X, que asume una posición de ataque satírico frente a la oposición al gobierno.
–Comando X asume una posición política muy clara, a diferencia de sus otras cintas de ficción. ¿A qué se debe? ¿Por qué darle la razón a quienes previeron que la Villa del Cine se convertiría en un productor de cine ideologizante?
–El cine es ideológico, no existe cine sin ideología. El cine son ideas y, al ser ideológico es político. Para mí no hay ninguna diferencia y eso ha estado claro. La visión de Mi randa regresa es humanista, por lo tanto política. Nuestra intención fue mostrar los grandes ideales que Miranda tenía, no indagar en su vida cotidiana. Nuestro interés es producir dentro de unas líneas. Hay claridad en el tipo de cine que nos interesa, eso no está oculto. Antes de Mi randa estrenamos Venezuela Petroleum Company en que se relata la historia de un país desde el tema petrolero. Ahí hay una clara posición en términos políticos e ideológicos desde la explotación del pozo Barroso hasta la sociabilizacion del petróleo a partir del gobierno bolivariano.
–Es cierto que sus documentales siempre han sido muy claros políticamente, pero también menos mostrados. En el caso de la ficción ha sido diferente. Se mostraron, sí, valores específicos pero no decretaban una posición oficial...
–Por ejemplo La clase se desarrollaba en el año 89, Coman do X es una película de 2001 para acá. Ahí hay una visión contemporánea de lo que pasa en Venezuela.
–Pero es particularmente agresiva hacia la oposición. La muestra de forma despectiva y sin matices...
–La película es una comedia.
A través de la comedia queremos satirizar una situación que se dio en Venezuela. No es mentira que en Venezuela cerraron calles y avenidas, no es mentira que quienes fuimos víctimas no pudimos pasar, no es mentira que llegabas a las panaderías y las habían obligado a cerrar y que grupos violentos obligaron a cerrar negocios. La película es una parodia, incluso el trabajo actoral está en la exageración porque es una sátira.
Incluso la estructura de cómic fue pensada como una forma humorística de abordar una situación tan delicada como esa que generó mucha pugna, desencuentro y violencia.

Quisimos hacer una caricatura. Hoy en día podemos verlo de esa forma. Quizás esta película divulgada en un momento como ese hubiese sido muy polémica, pero no creo que exista un clima de tensión política en el país y, además, nuestro objetivo es producir películas y lograr que se estrenen. No tendríamos que postergar un estreno porque haya un clima que favorezca o no.

–¿No piensa que la gente se va a ofender o que vaya a tener problemas de taquilla con un sector político?
–No.
–¿Es posible esperar este tratamiento de la actualidad política en las próximas películas?
–Cada película es distinta.
Tienen historias distintas y escritores distintos. Pero no entiendo, estas son informaciones que se han divulgado. Los periodistas vinieron al rodaje de Comando X, en la página web estaba la sinopsis. No fue un madrugonazo. La producción de la Villa no es secreta.
Tenemos una alta cobertura en medios porque somos una demostración de una institución pública en funcionamiento. Si se presenta cualquier duda siempre hay una respuesta clara, no se niegan entrevistas, somos bastante transparentes, independientemente de que los comentarios estén a favor o en contra.
Quien quiera venir a hacer contraloría tiene todo el derecho como ciudadano.
–¿Tiene la Villa planes de descentralización? ¿Cuánta gente del interior del país tiene espacio en la institución? –1, 2 y 3 Mujeres es de una persona del interior; Macu ro, que está por estrenarse también. Hay muchas ideas o guiones listos, reescritos con asesoría de la Villa, que vienen del interior. Ha sido parte de la apuesta que hemos hecho, buscar esos nuevos talentos, no jóvenes en edad sino jóvenes en posibilidad de haber escrito para cine. Cada vez que se ruedan las películas se recorre el territorio nacional en busca de las locaciones adecuadas, se acuerda con las comunidades no sólo la autorización sino que se establecen relaciones en que, por ejemplo, la gente que esté interesada acuda a los castings para figurantes. Si vamos a estar una temporada en una locación tratamos de incluirlos. Cosas tan pequeñas como el lavado de ropa, no la hacemos en lavanderías, se contacta gente de la propia comunidad y de esa manera se establece un nexo de servicio. Es un anhelo crecer al interior, pero no con infraestructura física en términos de construcción de estudios o centros de posproducción.
No tendría sentido porque las necesidades que hemos diagnosticado tienen que ver con el requerimiento de equipos técnicos. Para el año que viene está formalmente presentado, ante el presupuesto nacional 2009, un proyecto especial que se llamará unidades técnicas comunitarias.
La idea es que sean unidades de cámaras de alta calidad, sonido, módulos portátiles de posproducción, que puedan estar en los gabinetes regionales constituidos y que los productores independientes de cada región puedan introducir propuestas para que se les den equipamientos en condición de servicio para desarrollar sus creaciones. Éstas podrán ser divulgadas a través de las salas comunitarias, o las televisoras comunitarias o regionales. En ciudades donde hay mayor desarrollo cinematográfico, como Mérida o Maracaibo, la valoración del equipamiento estaría por encima de la media. Si en estas ciudades se presentaran requerimientos de otro tipo de servicio se establecería el nexo directo con la sede de Guarenas.
La película Comando X, dirigida por José Antonio Varela, fue estrenada este viernes 22 de agosto.
El Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de la Distribuidora Amazonia Films, trae a la gran pantalla venezolana, Comando X, la primera comedia producida por la Fundación Villa del Cine, producción que será estrenada en las principales salas de cine.
Comando X se presenta en cartelera como una divertida comedia que narra la historia de Manuel Fernández, un joven de clase humilde con mucha creatividad que en busca de una mejor situación económica, se relaciona de manera fortuita con Lucía Montenegro, hija del empresario que puede apoyar un alocado proyecto que se trae entre manos. A partir de allí, para ser aceptado por su suegro y poder cumplir su sueño de ser un empresario exitoso, Manuel hará todo lo posible por conquistar a Lucía, pasando por divertidas situaciones en las que se ve inmerso en acciones terroristas en contra del gobierno.
Esta película dirigida por José Antonio Varela, realizador de La Clase (2007) y escrita por el reconocido guionista Henry Herrera será estrenada a escala nacional el próximo viernes 22 de agosto, gracias a la gestión de la Fundación Distribuidora Nacional de Cine Amazonia Films.
La pareja protagónica de Comando X está conformada por Guillermo Londoño, en el papel de Manuel y Mariana Francisco como Lucía. El resto del elenco está conformado por los actores Fernando Moreno, Israel Moreno, Francis Rueda, Rocío Peña, Laureano Olivarez, Numa Delgado, Gryselt Parra, Pavel Roschukpin, Carlos Omaña, Alberto Rowinsky, Francisco Denis, Katiuska Rivas, Perucho Conde y Romelia Agüero, así como también participan alrededor de 600 extras.