lunes, 31 de agosto de 2009

Un día como hoy, muere Lucila Palacios, Ladi Di, Tamara Burke etc.

1973: Muere en Europa, Suiza, el doctor Laureano Vallenilla Lanz quien se considera el ideólogo del perezjimenismo que gobernó a Venezuela entre 1952 a 1958. Vallenilla quien ejerció el Ministerio de Relaciones Interiores en todo el tiempo de la dictadura fue el artífice de los planes destinados a la creación de la estabilidad política y social que pretendía garantizar la perpetuidad del Gobierno del General tachirense.
1981: Muere en un accidente aéreo el general panameño Omar Torrijos. Torrijos como jefe de gobierno con poderes especiales, gobernó durante seis años y mantuvo posiciones democráticas en política interna, de no alineación en la esfera internacional, de comprensión y solidaridad con la Revolución Cubana y con la lucha armada del movimiento sandinista en Nicaragua. Al morir, a los 53 años, era Comandante en Jefe de la Guardia Nacional, único cuerpo armado en ese entonces en el país. Su muerte sigue siendo un misterio.
1993: Es aprobada, en sesión del Congreso de la República y por inmensa mayoría la destitución de Carlos Andrés Pérez como Presidente de la República y es ratificado en el ejercicio de ese cargo, hasta el final del periodo constitucional al Doctor Ramón José Velásquez Mujica, quien lo había asumido, en forma provisional, el 5 de junio de 1993.
1994: Muere Lucila Palacios, extraordinaria escritora venezolana que cubrió una limpia y hermosa gama de actividades culturales y que nos dejó escritas novelas, poemas y un quehacer permanente por la democracia y los derechos de la mujer. Su nombre verdadero era Mercedes Carvajal de Arocha pero asumió el nombre en honor a Gabriela Mistral cuyo verdadero nombre era Lucila Godoy, y el Palacios en honor al apellido materno del Libertador.

1997: Diana Spencer, princesa de Gales, y su compañero sentimental, el millonario egipcio Emad (Dodi) Al Fayed, mueren de madrugada en París cuando el automóvil en el que viajaban choca contra una columna de un túnel, mientras escapaban de unos fotógrafos que les perseguían.