domingo, 23 de agosto de 2009

COMUNIDADES: ¡ A ORGANIZARSE !

Comunidades: ¡A organizarse!
Los consejos comunales deben ser defendidos por todos quienes los han soñado y aspiran transformar su realidad comunitaria a partir de ellos

Un club deportivo, un grupo de danzas, un comité de tierras o de salud, requieren de la convivencia sostenida durante mucho tiempo, integrando a diversas personas que en asambleas acuerdan objetivos comunes, para nombrar sus luchas y organizarse logrando el ejercicio del derecho, sea éste el de la salud, el de la educación, el del trabajo digno, el de la participación, el del ambiente sano y todo aquello que permita mejorar la calidad de vida para todas y todos quienes viven en la comunidad.
Hablamos de comunidad organizada cuando se integran las organizaciones que tengan vida en la comunidad, direccionando los objetivos conjuntos que nos lleven al barrio o urbanización que queremos. Es poner en colectivo nuestro sueño comunitario, en la búsqueda de la realización plena de nuestros derechos con justicia y equidad para así lograr la vida digna que todos y todas merecemos.
Sólo el pueblo que se organiza y promueve sus proyectos, incide en las políticas públicas, puede producir cambios en su realidad, en la del municipio y el país mismo.



¿Para qué un consejo comunal?

Encontrarle razón de ser a este espacio de articulación comunitaria es ir más allá de lo que establece la ley, tener como motivación esencial mejorar la calidad de vida para todos y todas en la comunidad.
Se debe establecer, dentro de las normas de convivencia, en los estatutos, que un Consejo Comunal sirve para:
Articular las organizaciones de base que existen en la comunidad y promover nuevas organizaciones de acuerdo a las necesidades que se evidencien y que ameriten de la acción de todas y todos para solucionarlas, partiendo del principio de integralidad
y unidad.


1) Construir un plan único de trabajo y buscar soluciones conjuntas a los problemas que la comunidad pueda resolver con sus propios recursos y evaluar resultados.


2) Promover la elaboración de proyectos para que sean incorporados al presupuesto participativo del municipio, cada proyecto gestionado es un derecho que se reivindica para todas las personas que viven en la comunidad, sin discriminación alguna.


3) Ejercer la contraloría social en todas las actividades que se desarrollan en la comunidad en cualquier orden, ya sea estatal, comunitario o privado y en cualquier área que se lleve a cabo (salud, educación, deporte, vialidad, entre otras) Ver los sueños plasmados en proyectos, el futuro con un camino cierto, las ideas a punto de realidades.
Este espacio de articulación debe ser logrado, reivindicado, defendido y protegido por todos y todas quienes lo han soñado y aspiran transformar su realidad comunitaria a partir de él y quienes se han incorporado posteriormente.
Para ampliar esta información consulta el Art. 6 de la Ley de los consejos comunales.


¿Cómo alcanzar la organización?

 Siempre nos preguntamos: ¿Organizarse será así de fácil como lo dice la Ley de los Consejos Comunales? Pues sabemos que del dicho al hecho hay mucho trecho. Hemos probado diversos caminos pero tomando en cuenta la creatividad comunitaria deben existir muchísimos más, reconociendo que el voluntariado y el activismo dentro de las comunidades se va alternando entre quienes hacemos vida en ella.
Para ello se podría:
Conformar equipos de personas y proponerles convertirse en equipo motor del proceso de organización comunitaria;
Mantener un alto nivel de motivación en el equipo promotor que comprendiendo la propuesta comunitaria adquiera conceptos y utilice herramientas para acompañar a las distintas
instancias de organización comunitaria en la respuesta a las necesidades sentidas en su comunidad.

Es importante que los promotores y promotoras estén en capacidad de generar propuestas basadas en diagnósticos participativos, respetando la historia de las comunidades.
Promotores y promotoras deben facilitar procesos formativos en los respectivos grupos comunitarios y sensibilizar a la comunidad sobre la conveniencia de la organización.

Es importante que este equipo promotor deje claro que no aspira formar parte del consejo comunal, sino facilitar el proceso de conformación, dar seguimiento al consejo electo dejando abierta la participación de todas aquellas personas de la comunidad.