viernes, 14 de agosto de 2009

DERECHOS HUMANOS PARA LA EDUCACION

Derechos humanos para la educación
Gabriela del Mar Ramírez
El proyecto de Ley Orgánica de Educación que ocupa hoy la atención de la sociedad venezolana y que está siendo debatido en el seno de la Asamblea Nacional constituye el marco general del sistema educativo venezolano y establece su desarrollo posterior en leyes más específicas. El referido proyecto de Ley, resulta cónsono con lo establecido en la Constitución que prevé la progresividad de los derechos humanos, pues unifica la legislación en materia de garantías, deberes y derechos relativos a la educación en virtud que la ley vigente es preconstitucional y por lo tanto descontextualizada.

Se plantea por primera vez en la legislación venezolana la definición del Estado Docente como la expresión rectora del Estado venezolano en la educación, en cumplimiento de su función indeclinable y de máximo interés, que se materializa en las políticas que rigen a la educación como derecho humano, universal y deber social fundamental, inalienable, irrenunciable y como bien público. A tono con el principio constitucional de libertad religiosa y de cultos, la educación será independiente de toda autoridad religiosa, es decir tendrá carácter laico para la inclusión plena de los todos los niños y niñas cuya familia tengan cualquier credo diferente al imperante. Se incorpora la equidad de género, así como a los adolescentes privados o privadas de libertad y personas con discapacidad o con necesidades especiales. El proyecto de ley incorpora los postulados de la doctrina de protección integral para los niños, niñas y adolescentes y prohibe de manera expresa la incitación al odio, contribuyendo a detener los índices de violencia escolar. Incorpora la participación y corresponsabilidad de los medios de comunicación en la formación del pensamiento crítico de los y las estudiantes. Incluye al idioma indígena al Sistema Educativo. Establece que los y las estudiantes universitarios puedan participar en la administración de los recursos económicos y financieros de su universidad.
Impulsa la formación de una conciencia ecológica.
Tan laborioso es cuantificar sus avances como contar las voces que la rechazan y la deploran sin argumentos sólidos, o peor, sin argumento alguno. Mirando todo lo que se avanza en materia de derechos humanos pudiéramos deducir cuantos intereses se afectan y el porqué se rechaza con tanta vehemencia.
Defensora del Pueblo