lunes, 17 de agosto de 2009

“Un ataque a Venezuela provocaría respuesta armada de varios países”

“Un ataque a Venezuela provocaría respuesta armada de varios países”
Una agresión contra Venezuela preparada por Estados Unidos recibiría una respuesta armada de varios países, avisó el presidente Hugo Chávez este domingo, subrayando que “el enemigo se arrepentiría” de una operación semejante.
“Una agresión contra Venezuela recibiría respuesta no sólo desde Venezuela, varios países se irían a las armas. Lo tengo claro, un gran movimiento antiimperialista se levantaría en estas tierras. Que Dios nos libre”, declaró Chávez en su programa dominical de radio y televisión.
“Pero hay que prepararse para ello. Y una de las mejores formas de evitarlo es demostrar al enemigo que sería tan costoso para ellos agredir a Venezuela que se arrepentirían”, agregó.
Aló Presidente 337 (16 de agosto de 2009)Como ha venido haciendo en estos días, el mandatario venezolano insistió en que “viene una escalada bélica y militar” que tiene en la mira recursos naturales como el petróleo, la Amazonia y los recursos hídricos.
“No queremos la guerra, la odiamos pero debemos prepararnos para ello. Estamos en el número uno de la lista. Venezuela. Somos el primer blanco del imperio, usando Colombia y las bases de Aruba y Curazao. Nos están rodeando”, explicó Chávez.
El presidente se refería al acuerdo militar entre Estados Unidos y Colombia para el uso controlado por parte de Washington de al menos siete bases militares del país sudamericano que según Bogotá, tiene por fin luchar contra el tráfico de drogas.
Venezuela ha sido especialmente crítico ante la perspectiva de un incremento de la presencia militar estadounidense cerca de sus fronteras y congeló sus relaciones diplomáticas con Colombia por esta razón.
“Este es un eje que el imperio yanqui le tiene la vista puesta desde hace algún tiempo: agua dulce, la reserva de biodiversidad y el petróleo, Palanquero (base militar colombiana a la que EEUU tendría acceso) asegura el radio de acción de las fuerzas yanquis sobre toda Suramérica.