lunes, 24 de agosto de 2009

Debemos Gozar de Buena Salud

Gozar de buena salud
Toda persona por más sana que sea debe someterse a exámenes de laboratorio periódicos para determinar cómo está su organismo. Los resultados sólo deben ser interpretados por el médico especialista considerando también el examen físico y la historia clínica
María Isabella Salas
Mediante diversos exámenes especiales cada persona puede asegurarse de gozar de buena salud.
Exámenes de sangre
El diagnóstico inicial de un paciente que presente algún malestar está encaminado a la determinación de la causa de los síntomas principales, éste implica un examen médico exhaustivo y debe incluir cuando menos un interrogatorio completo, examen físico, citología hemática y radiografías posterior-anterior y lateral de tórax. Ahora, en pacientes con más de 40 años es aconsejable realizar también un electrocardiograma, estudio de sangre oculta en heces y perfil de química sanguínea, señala el médico Ismael Salas Marcano.
"Las personas aunque parezcan gozar de buena salud deben someterse a exámenes periódicos completos de sangre, orina y heces que tienen como objetivo, reconocer y descubrir enfermedades asintomáticas que puedan afectar al paciente", agregó.
También, se deben valorar los padecimientos que pudieran contraindicar una cirugía electiva o requieran tratamiento antes de la cirugía. Asimismo, diagnóstico de los trastornos que precisen tratamientos quirúrgicos. Y, valoración de la naturaleza y extensión de las complicaciones metabólicas o sépticas.
En imágenes
Con los avances tecnológicos en la medicina, los estudios a que debe someterse el paciente ahora abarca la imagenología. Aparte de la radiografía de tórax, exámenes especiales como la esofagoscopia, gastroscopia, colonoscopia, broncoscopia, cistoscopia, placa simple de abdomen, ecoabdominopélvico, tomografía computarizada, resonancia magnética, entre otros. Lo esencial es la relación entre el radiólogo y el médico si se desean evitar errores graves.
El diagnóstico
Ahora bien, sin negar el valor que tienen los exámenes complementarios en el estudio del paciente y en muchos casos como confirmatorios del diagnóstico clínico, no debe olvidarse que "los datos que obtenemos por el examen físico tienen un valor científico predominante y que la semiología, la clínica y la patología constituyen las bases y esencia de la ciencia médica. Quienes actúan bajo el aspecto de esta modalidad pueden acertar diagnósticos pero con el desconocimiento absoluto del paciente que debe ser en todo momento el verdadero objetivo del médico".
Salas Marcano agrega que la semiología descubre los síntomas y signos por el examen físico del paciente; la patología expone el cuadro característico y completo de las diversas entidades patológicas, y la clínica enfoca el problema del enfermo como individuo, aplicando todos los recursos del conocimiento y la experiencia para llegar por un proceso de análisis y de síntesis al diagnóstico. "El diagnóstico, es un resumen, la parte más importante de la Medicina, de él depende, como consecuencia, la indicación terapéutica y la curación del enfermo".
El especialista hace hincapié en que "es innegable que los múltiples y variados procedimientos que acabamos de enumerar, simplifican notablemente la exploración clínica del paciente, constituyendo un valioso aporte para el diagnóstico definitivo; pero no debemos olvidar que sólo se deben ordenar aquellos exámenes que son estrictamente indispensables. Generalmente con un reducido número de ellos se logra el objetivo deseado".
Para concluir, Salas Marcano manifiesta que cada paciente es diferente y, por ende, debe tratarse de manera individual. Los exámenes y el tratamiento que se le indique a un paciente no serán los mismos que se le practiquen a otro, todo dependerá de los síntomas, examen físico e historia clínica