domingo, 9 de agosto de 2009

EL HATILLO SIGUE CRECIENDO SIN CONTROL

SE PROYECTAN 30 MIL HABITANTES MÁS POR NUEVOS URBANISMOS VECINOS
Una cercana periferia que crece sin control

Urbanismos en construcción siguen su desarrollo sin contar con proyectos de vialidad ni servicios
GABRIELA ROJAS
Una ciudad que se expande rápidamente como agua derramada. Uno de los pocos espacios donde construir desarrollos habitacionales. El municipio El Hatillo se enfrenta al reto de atender a los que vienen sin afectar a los que están.
La polémica.
El caso de El Hatillo se ha convertido en punto de discusión de sus habitantes y los vecinos de las zonas aledañas de los municipios Baruta y Sucre, como El Cafetal, Macaracuay y Chuao.
Un grupo de vecinos agrupados en la Coordinadora de las Asociaciones de Vecinos de la Hoya de El Cafetal (Coracafe) introdujo, en 2008, un recurso en tribunales para que les presentaran la información sobre la permisología, el estado de las construcciones, los planes de vialidad y servicios de las nuevas construcciones en El Hatillo.
A partir de las denuncias de los vecinos por "la avalancha urbanística", como lo denominaron, que se dio durante la gestión de Alfredo Catalán, la nueva administración municipal está revisando las permisologías y mantiene el diálogo con los vecinos para buscar soluciones a sus exigencias, según afirmó Elsa Salazar, representante de Coracafe.
"Nunca pudimos hablar con el alcalde (Catalán), explica Salazar, "luego de la exigencia del tribunal, la alcaldía envió un abogado que nos entregó un informe donde se podía contabilizar más de 80 desarrollos y un promedio de 100 mil nuevos pobladores".
El abogado Alfredo Romero representa a estas asociaciones y explicó que en la reunión con los vecinos el emisario del entonces alcalde "respondió cosas como que ciertamente no existía el plan de vialidad y que muchas de las edificaciones aún no tenían permisologia".
Romero precisa que la medida se tomó porque los vecinos de Baruta y Sucre y los mismos habitantes de El Hatillo, en vista de la rápida multiplicación de construcciones, demandaron información porque salen afectados directamente.
Pero aunque el ex alcalde Catalán ha declarado que muchos de esos permisos fueron entregados en gestiones anteriores, la Contraloría General de la República inició una investigación en su contra por presuntos hechos de corrupción durante su gestión (2004-2008), según afirma información de Psuv El Hatillo.
Problema macro. Alfredo Romero señala que la congestión vehicular y el uso de los servicios entrará en colapso. "Allí (el bulevar de El Cafetal) es donde desemboca todo el tráfico, además de que los servicios, por ejemplo, de agua serían los mismos para las nuevas construcciones".
Para marzo de 2008, 58% de las ventas primarias de vivienda por municipio corresponden a El Hatillo, seguido apenas por 17% en Libertador, 12% en Baruta, 8% en Sucre y sólo 5% en Chacao, según cifras de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana (CIM).
El problema es que El Hatillo ha crecido como una especie de ciudad dormitorio.
No hay empleo, ni siquiera clínicas y muy pocas escuelas, lo que significa que sus habitantes tienen que moverse y salir para poder hacer su vida cotidiana". Es inevitable que se dé ese desarrollo en la zona porque es donde quedan los últimos terrenos urbanizables de Caracas.
La presidenta de la CIM asegura que hace falta emprender un proceso complejo, que comience con revisar las ordenanzas de desarrollo urbano, para adecuarse a las nuevas necesidades, no sólo de El Hatillo, sino de toda Caracas.
"Las ordenanzas vigentes tienen más de 45 años y son de carácter cuantitativo, es decir establecen porciones de desarrollo en función del tamaño de la parcela. Se debe pensar en ordenanzas cualitativas que definan los espacios públicos, las avenidas, los envolventes y noción de ciudadanía, más allá del concepto de habitante".
La representante vecinal refiere que también fueron al ministerio del ambiente "por el ecocidio que se está cometiendo pero no hemos tenido respuesta".
Reitera que no tienen intenciones de perjudicar las inversiones de los nuevos habitantes, pero espera que se busque una solución que no afecte la calidad de vida de los que ya habitan en estas zonas. "El problema de El Hatillo es un tema grave que refleja lo que la ciudad está sufriendo.
Tenemos por un lado que se sigue desbordando de construcciones, sin mejorar la calidad de vida de la gente que ya está en la ciudad.
Mas Proyectos en camino
La Estrella, El Solar de El Hatillo, El Samán de los Ángeles, Loma Linda, Lomas del Sol, La Escondida, Desarrollo Hatillalto, Villanueva de El Hatillo, Villas de La Lagunita y Mirador de la Fronda, Lagunita Vista Real, Aurora Hatillana, Marhuanta y Las Juntas son sólo algunos de los nuevos proyectos en construcción que se desarrollan en la zona. A esto se suma el proyecto El Encantado, ubicado en Macaracuay y en el que se estima vivirán 30 mil nuevos vecinos.