sábado, 22 de agosto de 2009

Contra la violencia y su manipulación mediática con todos los medios

Contra la violencia y su manipulación mediática con todos los medios
Por: Medios de Comunicación Alternativos y Comunitarios
Nosotros, medios alternativos y comunitarios, expresamos nuestro categórico rechazo a la manipulación mediática de los hechos ocurridos el día 13 de agosto en el centro de Caracas, por parte de las empresas privadas formadoras de opinión, con el fin de desestabilizar el proceso de transformaciones que, con la conducción del Comandante Presidente Hugo Chávez Frías, desarrolla el pueblo venezolano hacia la construcción de un Socialismo Bolivariano.
El día 13 de agosto, fueron agredidos los reporteros populares del canal Ávila TV por sectores opositores al tiempo que en el centro de Caracas se desarrolló -con todos los requisitos legales- una multitudinaria marcha de apoyo al Proyecto de Ley Orgánica de Educación - LOE.
A lo largo del recorrido de los bolivarianos se presentaron constantes provocaciones de infiltrados de la oposición que buscaban la confrontación. Como no lograron su objetivo, integrantes de los grupos opositores “Bandera Roja”, “Primero Justicia”, y seguidores del Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma, entre otros, generaron hechos de violencia contra las unidades de la Policía Metropolitana, de la Guardia Nacional Bolivariana y contra el pueblo revolucionario que masivamente expresaba su alegría por el avance que significa el mencionado instrumento legal.
En ese clima de polarización y en medio de una confrontación, fueron agredidos en otro lugar del centro de Caracas algunos opositores que repartían volantes contra la LOE, entre los cuales se encontraban periodistas, que no estaban realizando labores profesionales, asalariados de la Cadena Capriles, eje importante de la maniobra conspiradora.
El señor director del diario “Ultimas Noticias”, Eleazar Díaz Rangel, declaró que los agresores “eran de Ávila TV”, sin tener en cuenta que en el edificio donde están las oficinas de dicho canal funcionan otras instituciones y que los hechos tuvieron lugar en la vía pública (avenida Urdaneta).
De inmediato, las empresas de comunicación privada crearon y difundieron una matriz mediática, enmarcada en la estrategia desestabilizadora, acusando al Gobierno Bolivariano de ser el responsable y ensañándose contra los reporteros populares del canal Ávila Tv que – por su desempeño, audacia e imaginación – son incómodos para la oposición que – cada vez más disminuida y dividida – recurre a sus aparatos mediáticos para tergiversar la realidad y tratar de destruir el proceso bolivariano.
Lo ocurrido el pasado 13 de agosto no es un hecho aislado, observamos claramente que, mientras se debatía en plenaria la Ley Orgánica de Educación, los diputados y diputadas, voceros y voceras de la oposición, usaron como pretexto los hechos para retirarse e iniciar su verdadera labor ante la manipulación mediática internacional.
Tenemos claro que tales operaciones se enmarcan dentro de la campaña que ejecuta en la actualidad la derecha internacional –dirigida desde los Estados Unidos- contra los procesos progresistas, democráticos y revolucionarios que avanzan victoriosos en nuestro continente, en los cuales desempeña un rol fundamental el pueblo venezolano y el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, como el dirigente más importante de la Revolución Bolivariana.
Por lo tanto:
-Condenamos tanto la agresión de que fueron víctimas esos militantes de la oposición (algunos de ellos periodistas de profesión) como todas las agresiones realizadas contra el pueblo revolucionario.
- Reivindicamos el derecho de cualquier persona a expresar su opinión en el marco de la Ley y recordamos que ese ejercicio ha sido garantizado de manera integral por el Gobierno Bolivariano.
-Reiteramos que condenaremos –como siempre lo hemos hecho- todos los hechos de violencia realizados contra cualquier ciudadana o ciudadano que ejerza sus derechos constitucionales.
-Condenamos la perversa práctica de los medios masivos del señalamiento directo con el único objetivo de enjuiciar y sentenciar para asesinar moralmente, convirtiéndose en tribunales penales, práctica que han desarrollado en nuestro país por décadas, la cual repudiamos en defensa de la garantía de los derechos humanos.
-Respaldamos las acciones de investigación que realizan los organismos competentes para aclarar completamente lo sucedido, sin responder a los enjuiciamientos previos que los medios de comunicación masivos han hecho durante décadas contra la lucha del pueblo venezolano.
Compatriotas, los Medios Alternativos y Comunitarios, como parte y expresión de un pueblo organizado, sabremos cumplir nuestro rol histórico para enfrentar y derrotar este nuevo intento reaccionario para generar una matriz de opinión contrarrevolucionaria. .
¡Contra la violencia y su manipulación mediática opositora, con todos los medios!
¡PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE!