lunes, 1 de diciembre de 2008

Urbanizaciones amenazan ecosistema Cuevas del Indio

Usuarios se niegan a que se convierta en un oasis rodeado de cemento
Cuando se dieron cuenta, el terreno ya estaba podado, aplanado y listo para empezar a construir. Las urbanizaciones crecen a paso tan acelerado en el municipio El Hatillo que a los usuarios, autoridades y defensores del parque recreacional Cuevas del Indio casi no les dio tiempo de reaccionar ante la invasión de su zona protectora.

Apenas en semanas, se inició una obra de construcción en el lindero suroeste del parque que, aunque no lo toca, sí tomó parte de los espacios de sus bordes que sirven como límites seguros para resguardar el ecosistema.
Durante la semana pasada, los usuarios organizados se dedicaron a recoger firmas para consignarlas ante las autoridades y así evitar el avance de las obras. En dos días de trabajo lograron el apoyo de otros 300 caraqueños que también se sensibilizaron con la causa.
"Las cuevas son como una pulmoncito de Caracas en esta parte. Le hago una pregunta a las autoridades que dan esos permisos: ¿por qué no le regalan más zona verde al parque en vez de asfixiarlo? En teoría todos los parques deben tener su anillo de vegetación que los proteja", lamentó Flor Boscán, quien practica escalada en el parque desde hace 25 años y organizó la recolección de las rúbricas.
El documento ya reposa en la oficina de gestión ambiental de la Alcaldía de Baruta, así como en el Ministerio del Ambiente e Inparques.
Alvarado, director del parque, indicó que los técnicos de Inparques habían constatado la situación: "Estuvimos en el terreno con geólogos e inspectores. Si impedimos que siga avanzando la obra, podemos recuperar el espacio que ya tomaron y reforestarlo con apoyo de las comunidades. A este nivel, aún es posible".
Ni Alvarado ni los usuarios cuestionaron la veracidad de los permisos, pero confían en que se pueda llegar a un acuerdo entre ellos y los dueños del terreno para que se respeten los metros de protección del ecosistema. En todo caso, la decisión corresponde a instancias superiores, pero mientras tanto, los usuarios insisten: esta semana solicitarán un derecho de palabra en la Asamblea Nacional para plantear el caso.