jueves, 4 de diciembre de 2008

Abrió el telón en IV Festival Internacional de Circo

El ruedo del Nuevo Circo de Caracas recibió a malabaristas, acróbatas, payasos y demás artistas circenses para inaugurar el IV Festival Internacional de Circo este miércoles 3 de diciembre desde las 7:00 de la noche.
La gala inaugural, dirigida por un triunvirato creativo conformado por Marisol Martínez, Iris Salas y Arnoldo Maal, contó la historia de una familia en los años 20 en Caracas que ver llegar un circo, se cautiva por su magia y se deja fascinar por las pericias y los gestos del payaso.
“Por primera vez organizamos un acto inaugural con una representación venezolana importante, en ocasiones anteriores se hicieron con una sola agrupación venezolana, lo que demuestra cómo han ido creciendo las artes circenses en Venezuela”, declaró el artista circense y organizador del evento, Niky García.
El festival tiene unos invitados internacionales de lujo, como el Colectivo de Artistas, de Cuba; de Chile participarán las agrupaciones Musilocos y Reciclacirco; el grupo español Azulkillas; la emblemática agrupación peruana La Tarumba y el controversivo bufón italiano de fama internacional Leo Bassi.
La delegación del país anfitrión está conformada por diversos y variopintos colectivos circenses que van desde la Escuela Varekai, Malabaama, el Circo del Sur, la Escuela de Circo Fabricio Ojeda, Art-O de Caracas y Samy el Malabarista, hasta el mago de fama internacional Juan Oropeza, que presentó un número en el cual le cortó la cabeza a su mujer.
La organización de un festival de este tipo exige un gran esfuerzo y mucha organización “es un festival muy costoso, técnicamente es el más complicado de los que organiza el Ministerio del Poder Popular de la Cultura, porque no es sólo un sonido, una iluminación y una tarima , sino que se necesita de todo un aparataje típico del circo para poder volar, fascinar al público desde la altura; son dispositivos muy costosos y complicados a nivel de seguridad industrial, pero esta inversión se hace con un enfoque dirigido a lo comunitario, a lo popular”, agregó García.
Este evento tomará varios espacios capitalinos hasta el domingo 7 de diciembre, con sorpresas, alegrías, sonrisas y esperanza, y presentará un derroche de proezas extraordinarias, inconcebibles para la gran mayoría de las personas, que estos artistas realizan desafiando las leyes de la gravedad, la lógica y la inercia.
Además del Nuevo Circo de Caracas, el festival se instalará la Plaza de los Museos de Bellas Artes; la carpa de circo de la cancha polideportiva La Gran Parada, en Macarao; el Núcleo de Desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda, en Gramovén, Catia; la carpa de circo ubicada en el terreno del Gimnasio Libertador, frente a la iglesia, en la Zona F del 23 de Enero y, el Teatro Municipal, en El Silencio.
Con este festival se busca promover la difusión de las actividades artísticas en Venezuela, destacando el cariz social propio de la democratización de la cultura en el país así como el origen popular del circo.
Las entradas para todas las actividades relacionadas con este evento son gratuitas.