martes, 9 de diciembre de 2008

“El primer paso de mi liberación se lo debo al presidente Chávez”

Las primeras palabras que dirigió Ingrid Betancourt a los medios de comunicación venezolanos, fueron de agradecimiento para el presidente Chávez, como “la única voz que nos dio esperanza” en medio de su cautiverio en la selva colombiana.
“Este es un momento muy importante para mi, estoy concluyendo este viaje por toda América Latina, pidiendo el apoyo de todos los Gobiernos y de todos los Presidentes para la libertad de mis compañeros que aún están encadenados a los árboles de la selva de mi país. Para mi era demasiado importante venir acá, para hablar con el presidente Chávez, para agradecerle personalmente, todo su compromiso, su generosidad, su amor, su cariño, todo lo que invirtió para lograr la liberación de nosotros”.
“Gracias al presidente Chávez, seis de mis compañeros lograron la libertad. Entre ellos dos mujeres que salieron primero -con el niño-, con Enmanuel y eso fue gracias al presidente Chávez. Luego fueron 4 de mis compañeros con los que compartí muchos años de cautiverio, personas que estaban muy enfermas, que si no hubiese sido por el presidente Chávez, su condición física de salud se hubiese agravado. Hoy, obviamente están fuera de peligro, porque tienen todos los cuidados de la medicina en la mano. Eso yo no lo olvido, porque yo estuve en la selva demasiados años, y fue la voz del presidente Chávez, fue esa voz que nos dio esperanza. Fue esa voz que nos permitió en los momentos más terribles del cautiverio ver una luz al final de túnel y pensar de pronto que nuestra libertad era posible”, dijo.
“Después de demasiados años de soledad, de sentirnos abandonados, de sentir que no contábamos para el mundo. Cuando el presidente Chávez comenzó hablar de nosotros, realmente sentimos una oportunidad de libertad. Yo quería venir a abrazar al presidente Chávez y a darle las gracias por lo que él hizo.
Algo que obviamente lo comprometió íntimamente. Le causó mucha felicidad, porque el haber liberado a mis compañeros fue un grato momento para él, pero también le causó muchos dolores de cabeza y mucha pena“, agregó Betancourt.
“Lo que usted hizo valió la pena presidente (…) usted no sólo salvó a mis compañeros gracias a las negociaciones, sino que también permitió que yo y mis compañeros saliéramos libres”, dijo Betancourt.
La ex candidata presidencial de Colombia, le agradeció al “pueblo venezolano” por acoger a sus familiares en un “momento difícil”. “Ellos encontraron aquí una familia y una nueva patria”, dijo.
“Si no se hubieran dado esos contactos y se hubiera puesto en marcha ese andamiaje de eventos, creo que la operación Jaque no hubiera sido la operación Jaque“.
“Quería terminar este recorrido por América Latina abrazando al presidente Chávez. Decirle a él: Aquí estoy, trayendo el agradecimiento no sólo mio sino de muchas familias.”
Betancourt relató su experiencia durante el recorrido por América Latina, que partió desde Colombia, Chile, Brasil, Ecuador, Argentina, Bolivia hasta Venezuela.
Según lo relató Betancourt, el presidente Chávez le prometió que “nunca dejaré de luchar por la libertad de nuestro hermanos. Nunca voy a claudicar en la búsqueda de la paz para el continente”.
Asimismo, la ex rehén de las FARC, le expresó a sus “compañeros en la selva: está será la última navidad. Tengan fe. Hay una cadena de amor que se ha construido por todo el continente que los ayudará a salir de allá”, expresó Betancourt.
Por otro lado, cree que “las FARC está en un momento crítico”. Deben “reflexionar” porque “no hay espacio” en este continente para las “armas”.
Además, aseguró que “aún es demasiado prematuro para hablar de una propuesta concreta para la liberación de los rehénes”.
“Nosotros tenemos que buscar condiciones favorables para que esto suceda. Y que mejor condición que la unión de los Presidentes de América del Sur, y a través de ellos de todo el pueblo latinoamericano”, dijo.