viernes, 12 de diciembre de 2008

¡Porque la Enmienda?

¿Por qué la enmienda?
Los resultados de las elecciones realizadas el 23 de noviembre pueden tener diversas lecturas. La oposición venezolana considera que ha triunfado pues obtuvo algunas gobernaciones que hasta ahora estuvieron en poder del chavismo. Sin embargo, esta aseveración no es del todo cierto. Sería simplista atribuir la pérdida de los espacios regionales a un avance de la oposición golpista. Hurgar en las causas que provocaron el comportamiento electoral del venezolano pasa por el tamiz de la traición. Algunos “representantes del chavismo” saltaron la talanquera anteponiendo sus intereses personales a los del colectivo lo que creó confusión y desorden en algunas filas de quienes apoyan al comandante Chávez. Otros contribuyeron negativamente al practicar una doble moral pues por un lado aparecían apoyando al Presidente y por otro sea alineaban al lado de los capitalista para hacer negocios. Estos sujetos jamás han sido revolucionarios.
Desde que el camarada Hugo Chávez asumió el poder, Venezuela cambió. La distribución de la riqueza ha permitido que gocemos de mayor cantidad de beneficios sociales. La implementación de las misiones mejoró notablemente el modo de vida de los venezolanos. Los planes y programas del gobierno llegan en la actualidad a las personas más necesitadas. El acceso a los servicios de salud y educación dejó de ser un beneficio único para las clases privilegiadas y se convirtió en un logro para quienes permanecieron olvidados durante décadas. Las metas alcanzadas por este gobierno ha dolido demasiado a la oposición; esa misma que provocó un paro petrolero para obligar a Chávez a marcharse y que trajo consecuencias terribles que van desde las pérdidas patrimoniales de PDVSA hasta la muerte de compatriotas por falta de atención médica.
La oposición venezolana con el apoyo de los medios de comunicación afectos al golpismo comienza ya una campaña en contra de la enmienda constitucional propuesta por Chávez. Acusar al compañero Presidente de dictador no les ha servido de nada pues el comportamiento democrático demostrado hasta ahora dista mucho de ser el de un hombre represivo y violador de los derechos humanos. Una enmienda constitucional permitiría dar continuidad al proceso revolucionario que transita Venezuela; el ciudadano común se beneficiará pues el estado le garantizará la permanencia de las misiones que hasta ahora han mejorado su modo de vida. No dudamos que la derecha fascista hará lo posible por detener la consulta y que se dedicará a crear una matriz de opinión tanto en el país como en el exterior para crear zozobra en el seno de la sociedad venezolana y el mundo; sin embargo, estamos seguros que en el referéndum se impondría la propuesta de una enmienda pues ahora Venezuela es otra.
José Gregorio González Márquez