jueves, 4 de diciembre de 2008

Muere el General Gregorio Mac Gregor, tomo el Edo. de La Florida en EEUU

Muere en Caracas en 1854, hace 154 años, el general Gregorio Mac Gregor, escocés quien entregó lo mejor de sí en la Guerra de nuestra Emancipación.
De larga vida militar y civil se caso con una prima del Libertador sus muchas hazañas y trabajos le valen el respeto y distinción que la nación le hizo al llevar sus restos al Panteón Nacional. Debiera ser más estudiada su vida que presenta facetas desconocidas e inquietantes sobre su conducta. Es muy importante hacerlo para aclarar todo lo posible su presencia en nuestra historia.
El 25 de julio de 1817, un ejército libertador de más de doscientos patriotas venezolanos, ocupó la isla Amelia en la Costa Atlántica de los EEUU, que estaba en poder de España, para proclamar la República de Florida
El nuevo gobierno de la República Independiente de la Florida del Este, a cargo del patriota Gregorio Mac Gregor, designó a Fernandina como su puerto principal y como capital provisional de la República Bolivariana que se estrenaba en Norteamérica.


Ante este feliz acontecimiento, Simón Bolívar le remitió a Lino de Clemente, enviado especial del Libertador ante el gobierno de los Estados Unidos, instrucciones precisas para gestionar todos los asuntos diplomáticos de la nueva República y su reconocimiento como nación independiente.
Agustín Codazzi queda bajo las órdenes del capitán Luis Aury, afamado corsario que había enfrentado al Libertador en Haití, pero que ahora, a sus órdenes, fue factor fundamental en la toma de la isla Amelia al bombardear desde el mar el fortín de la bahía.
Amelia tenía la fama de ser un lugar concurrido por los filibusteros, donde arribaban para descansar sus correrías asaltando barcos, atacando puertos, robando y asesinando…
El presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, James Monroe, aprovechando la presencia de los corsarios Luis Aury y Luis Brion en la toma de la isla Amelia, descalificó a los libertadores de La Florida llamándolos piratas y filibusteros, que habían invadido La Florida para propiciar el contrabando y el ataque pirata a los barcos estadounidenses… En el primer mensaje anual, del 2 de diciembre de 1817, James Monroe hizo referencia a las islas de Amelia y a los refugios que habían establecido en ellas "gente que no pertenecen a ningún país", cometiendo graves daños al comercio de los Estados Unidos por "sus escandalosos actos de piratería", sobre todo por la introducción clandestina de esclavos a los territorios de la Unión; por todo ello, el Presidente anuncia haber dado órdenes de poner fin a este terrible mal y corregir los abusos; para lo cual, al general Mac Gregor se le libró orden de captura, y a finales de 1817, el Congreso autorizó a la armada estadounidense invadir La Florida para devolvérsela a sus aliados los españoles; región que años más tarde fue negociada por cinco millones de dólares…
Así lo advirtió el Libertador en carta que escribió a Guillermo White en mayo de 1820:
“La América del Norte, siguiendo su conducta aritmética de negocios, aprovechará la ocasión para hacerse a las Floridas” Simón Bolívar
Esta vez el estigma del pirata fue la excusa que usaron los Estados Unidos para desconocer la nueva República y justificar su invasión… Es por ello, que tras la ocupación de La Florida por tropas estadounidenses, Aury y Codazzi se dirigen a la isla de la Providencia, donde establecen una base para sus operaciones corsarias que, en 1819, ponen a los servicios de Simón Bolívar.
Por su parte el escocés Mac Gregor continuará bajo las órdenes de Bolívar en su inquebrantable lucha por libertar a Venezuela, y en julio de 1819, es avistados cerca de Cabo Catoche comandando un bergantín, dos goletas y una embarcación menor, que navegaban bajo su mando, tratando de desembarcar en la costa venezolana, pero que fue rechazada por fuerzas realistas y un pueblo confundido, cundo las autoridades alertaban a los pobladores sobre la presencia de los piratas del mar; tal cual le sucedió a Miranda en las dos oportunidades en que intentó desembarcar en Venezuela.
El 13 de enero de 1818 James Monroe comunica al Congreso que el establecimiento de Amelia ha sido destruido y con ella la efímera República de La Florida