viernes, 5 de diciembre de 2008

Un día como hoy sucedieron cosas como éstas:

1814: Muere Boves en la batalla de Urica. La tradición oral concede la hazaña a la lanza de Zaraza. Antes del combate, Zaraza arengó a las tropas patriotas: “O se acaba la zaraza o se muere la bovera
Tal día como hoy, el 5 de diciembre de 1814, tuvo lugar la batalla de Urica (Anzoátegui), donde murió el feroz caudillo realista José Tomás Boves, cuyo sólo nombre provocaba pánico en las poblaciones venezolanas.
Después de la batalla de Las Magueyes (Monagas), en la cual Boves derrotó a José Francisco Bermúdez, los patriotas se encontraron en muy malas condiciones para resistir a las fuerzas realistas. José Félix Ribas y Bermúdez no lograron ponerse de acuerdo en la forma de conducir la guerra y fueron continuas sus disputas por el mando. A fines de noviembre, Ribas hizo prevalecer su idea de buscar a Boves en las sabanas de Urica. Fue acompañado por Bermúdez, Pedro Zaraza y José Tadeo Monagas. Otros oficiales y soldados descontentos se quedaron en Maturín (Monagas) en desacuerdo con las decisiones de Ribas.
Fue en la marcha hacia Urica cuando Ribas ordenó formar los escuadrones de caballería “rompe líneas”, cuyo objetivo era dar golpes decisivos a las filas enemigas. Escogió a los más diestros jinetes, los puso a las órdenes de Zaraza y Monagas y durante el trayecto ensayó su acometida varias veces.
El 5 de diciembre de 1814, Ribas y los patriotas encontraron a Boves y a las tropas realistas en la mesa de Urica. Existen historias contradictorias sobre el número de los efectivos de cada ejército. Según algunas, Boves tenía entre 5.000 y 7.000 hombres y Ribas menos de 4.000. Monagas dijo que eran cerca de 2.000 los patriotas y el doble quienes seguían las banderas del Rey de España.
José Tadeo Monagas describió de esta manera la batalla de Urica y la muerte de Boves: “Marchamos toda la noche y llegamos al amanecer frente a Urica, donde encontramos en una gran sabana todo el ejército enemigo formado en batalla… Habíase ya incorporado Boves con la división que había batido a Bermúdez y salió a encontrarnos… Formada nuestra tropa en estado de batirse marchamos de frente y cuando ya sufríamos un duro fuego de cañón y fusilería, mandó el general Ribas que sus tropas hicieran fuego y ya encendido el combate ordenó que los dos cuerpos Rompelíneas cargaran el ala derecha del enemigo, lo que ejecutamos de una manera decisiva, porque al momento fueron todos muertos y dispersos. Cuando Boves vio que su fuerte columna era envuelta, salió de su centro precipitadamente muriendo también en este glorioso choque. El resto del ejército enemigo, es decir centro e izquierda cargó nuestra línea envolviéndola de modo que fuimos completamente derrotados”.
Según la tradición oral, fue Zaraza quien fulminó a Boves de un certero lanzazo. El aguerrido jefe patriota había arengado a su escuadrón de caballería: “Hoy vamos a pelear contra Boves y, o se acaba la zaraza o se muere la bovera”. Se dice que Boves había cabalgado toda la noche y el caballo no le obedeció cuando Zaraza embistió en su contra en medio del combate. La derrota provocó terribles pérdidas en las filas de los patriotas. Más de 500 prisioneros fueron degollados por lanceros realistas, entre ellos el ilustre patriota Miguel José Sanz. Ribas y Bermúdez huyeron hacia Maturín con el resto del ejército.
1814: Se cumple un año más, el 194 del hecho histórico comprobado de la prisión de José Antonio Páez en 1814 y quien sería fusilado al amanecer del día siguiente.
En medio de la noche los vigías de la Cárcel de Barinas donde estaba preso Páez vieron venir, por las calles de la ciudad, un ejercito de soldados, blancos y trémulos.
Era un Ejercito de Animas y su sola presencia causo espanto entre los españoles. Páez quien aprovechó el pánico para huir siempre dijo que lo había salvado un ejercito de ánimas la noche del 5 de diciembre de 1814.
1870: Muere a los 62 años, el novelista y dramaturgo francés Alejandro Dumas (padre).
Es uno de los más prolífico entre los escritores, sus obras se elevan a 2 mil. Pero la más popular es “Los Tres Mosqueteros”. Medio paralítico se arrastró hasta la casa de su hijo y le dijo: “Vengo para morir en tu casa”, a los que Dumas hijo contestó: “Me han traído a mi padre paralítico. Es un espectáculo muy doloroso, pero el fin ya está previsto” y lo instaló en la mejor habitación de la casa. Fue la vuelta del padre pródigo.
1924:
Muere en Puerto Rico Cipriano Castro, traicionado y desterrado por Juan Vicente Gómez
El 5 de diciembre de 1924, tal día como hoy, murió en San Juan de Puerto Rico, el ex presidente de Venezuela general Cipriano Castro.
Castro fue objeto del odio y la más extensa conspiración por parte de Estados Unidos debido a que su gobierno resistía firmemente la política de penetración imperialista. Castro desarrolló una consecuente acción para obligar a las compañías extranjeras a respetar las leyes y la soberanía venezolanas. Venezuela fue agredida y bloqueada por buques de Inglaterra, Alemania y, en menor medida, Italia, Holanda, Bélgica, España y México. En 1908, Juan Vicente Gómez, vicepresidente de la República, aprovechó la ausencia de Castro, quien viajó a Europa para atender quebrantos de su salud, a fin de usurpar el gobierno mediante un golpe de Estado con apoyo de barcos de guerra de Estados Unidos.
1971: Sucedió en Venezuela un hecho único en la historia de los secuestros aéreos porque fueron desviados de sus destinos tres aviones de líneas aéreas nacionales. Dos de Aeropostal y uno de Avensa fueron llevados a Cuba. No he podido comprobar otro récord igual en el mundo.
1989: Muere Juan Bautista Lucen, conocido como Juancho Lucena, uno de los mejores contrabajistas de la historia musical venezolana, compositor de estirpe, ciudadano de merecimientos y creador, dentro del estilo musical larense, de verdaderas joyas del pentagrama nacional. Fundador de la Orquesta la Pequeña Mavare, puso en su música su alma plena y voluntarios