domingo, 5 de octubre de 2008

Phidias Danilo Escalona, “El Bigotón”, como cariñosamente lo llamaban, nació en la parroquia La Pastora un 05 de Octubre de 1933

Phidias Danilo Escalona, 1933-1985 “El Bigotón”, “El Loco Phidias”, como cariñosamente lo llamaban, nació en la La Pastora un 05 de Octubre de 1933
En honor a Phidias, en el año 2004, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura bajo la gestión de Farruco Sesto, decretó este día como el Día Nacional de la Salsa en Venezuela.
Esta excelente iniciativa con la cual se reivindico de alguna forma la trayectoria y la trascendencia de este hijo ilustre de La Pastora, sin ninguna explicación se interrumpió dejando un vacío entre quienes le recuerdan y le veneran como la más autentica referencia de la Salsa de todos los tiempos.

Bobby Cruz desde Colombia lo certifica; Phidias inventó la salsa!!!
¿Maestro, hay muchos rumores que de dónde viene la palabra salsa, para usted de donde proviene?
Hay que distinguir entre la palabra salsa y la música que se llama salsa, siempre existió música afrocubana básicamente. Ahora la palabra nace básicamente alrededor de Richie Ray y yo y no nace porque nosotros lo pensamos, estábamos siendo entrevistados por el señor Phidias Danilo Escalona que le decían el Loco Phidias en Caracas Venezuela, Phidias en la radio dijo: “mira a mí me dicen el Loco pero la música que ustedes tocan esta mas loca que yo y eso no es Mambo no es Chachachá no es Guaracha ni Guaguanco ni tampoco Pachanga que es esa jerga que ustedes tocan” y Richie en broma le dijo “eso es Keetchup” y Phidias le dice: “yo no estornude” que quiere decir Keetchup? Y Richie le dice “Keetchup es la salsa que se le echa a las hamburguesas para que cojan sabor” entonces Phidias le dijo: “ a pues ya lo oyeron amigos radio escuchas” la música de Richie Ray y Bobby Cruz y lo grito “se llama SALSA”
Los 75 del viejo Phidias
Lil Rodríguez
Bastante probable es que en todo el mundo el nombre de Phidias Danilo Escalona sea conocido. En predios caribeños no nos cabe duda de ese hecho.
Más, ¿quién fue Phidias Danilo Escalona? ¿Cómo tejió su vida en torno a una manifestación musical tan cargada de epítetos en su tiempo? ¿De dónde sacó los recursos que lo hacen un personaje inolvidable? Fueron esas interrogantes las que me llevaron a buscarle más allá del micrófono, más allá de su rutina y de la ingratitud a que el olvido lo sometía.
Y Phidias Danilo Escalona me brindó, con exquisita fluidez y ternura la que sería su última entrevista. En ese momento ninguno de los dos lo imaginábamos.
El germen Nos vimos en El solar de la abuela, y llegó acompañado de una muy hermosa mujer, su esposa, María de los Ángeles. Y me contó.
Nació en la parroquia de La Pastora en Caracas el 5 de Octubre de 1933, el mismo día del natalicio de Ismael Rivera, aunque no el mismo año. Maelo nació en 1931. (Hoy Phidias cumpliría 75 y el Sonero Mayor 77).
Su madre, que del padre no habló, le puso ese nombre en homenaje al escultor griego, porque una cosa era la austeridad y otra la fineza de espíritu de su vieja, que era enfermera y trabajaba mucho para mantenerlo.
Phidias solía acompañar a su mamá en las faenas. Y la acompañó desde el primer día de un nuevo trabajo que le ofrecieron y que ella aceptó aunque no se trataba de asuntos de enfermería. Así llegó Phidias Danilo al entonces joven circuito de Coraven, donde su madre sería Jefe de Mantenimiento.
El asunto está en que Phidias se vio cautivado por aquél enjambre de personas famosas que entraban y salían y que él admiraba desde su mirada de niño. Y se vio llevando café y comprando periódicos para esos personajes de la 1 BC, de Ondas Populares, de la radio pauta, de la historia hablada.
Phidias se fascinaba con cada café que le llevaba a Héctor Hernández Vera, a René Estéves, a Rubén Darío Villasmil y a quien marcaría definitivamente su vida, Pancho Pepe Cróquer. Phidias se hizo indispensable para los locutores: café, los cigarrillos, los periódicos, los mandados. Entre todos le pagaban, fuera de nómina, por supuesto, una real pendejada, pero Phidias se sentía millonario.
De tanto llevar café Phidias se metió de una vez por todas en la cabina de Ondas Po pulares. Total, si pasaba las horas entrando y saliendo, bueno era que se quedara adentro, viendo, como espectador principal cuando nadie tenía ese privilegio a Pancho Pepe haciendo comentarios, a Hernández Vera dramatizando y a Míster Chips haciendo pronósticos hípicos junto al Doctor X. Le entró también desde entonces pasión y locura por los caballos. Con el tiempo llegó a tener uno tan malo y deshidratado que lo llamaban "el tragasueldo del locutor". Pero lo tuvo.
En olor de radio Phidias se hizo adolescente y con la juventud se le perfiló la voz, y tan notorio fue el cambio que el propio Pancho Pepe Cróquer se le ofreció para iniciarlo en los asuntos del micrófono... narrando béisbol. Y de verdad que lo formó, pero el maestro no llegó a ver al alumno narrando pelota. Pancho Pepe perdió la vida en una prueba automovilística al norte de Colombia. Era el año de 1955.
Phidias tenía ya 22 años. Con el tiempo llegaría a transmitir el campeonato mundial de béisbol juvenil, a través de Radio Continente.
Discotecario y locutor Antes de la muerte de Pancho Pepe Cróquer, Manuel Dessman, el discotecario de Coraven quería que Phidias fuera su asistente. Phidias aceptó y Dessman, implacable como jefe, lo hizo aprenderse más de 5 mil títulos de discos... de memoria. Así Phidias quiso hacerse definitivamente locutor.
Con la maravilla de maestros que tuvo desarrolló un estilo único e inconfundible.
Con todo eso, con un Pancho Pepe y un Dessman fajados junto a él, lo rasparon en la primera prueba para optar a su título (no certificado) de locutor.
Insistió, y el 24 de marzo de 1955 Phidias Danilo Escalona tenía toda la legalidad del mundo para transmitir libremente. Había aprobado. Era un profesional.
Phidias recordó que sus primeros trabajos profesionales los hizo como suplente de Efraín de la Cerda y de Carlos Estrada en Ondas Populares. No le pagaban nada pero él, Phidias, estaba feliz porque practicaba en ese programa, Atracciones Beltrán-Gi rón. Le llamaron la atención por la dicción y hasta lo amenazaron con botarlo de la radio si no mejoraba en la manera de pronunciar las palabras. Y el negrito de La Pastora se esmeraba. Apareció entonces el ángel salvador que sustituyó en la enseñanza a Pancho Pepe. Francisco Amado Pernía lo orientó con toda la sobriedad que su trayectoria imponía. Y cuenta Phidias que mejoró tanto, pero tanto, que lo volvieron a llamar de la dirección de la radio, esta vez para felicitarlo.
Phidias, por mejorar, se ganó el derecho de hacer guardias fijas en el programa Tra baje usted con música. Y ahí se le volvió a cambiar la vida.
Peter Bottome, el gran jefe de Coraven, lo mandó a buscar y le ofreció el mando general de todas las discotecas del circuito. Y fue grande la alegría, con el único detalle de que duró poco. Bottome le daba el mando, pero tenía que ser una sola cosa: o la discoteca, o la locución. Phidias Danilo Escalona optó por la locución y, además, renunció a Coraven. Sin pensarlo.
Se echó a la calle a buscar empleo y así entró a Radio Rumbos de la mano de Aquilino José Mata padre, de Nicolás Colmenares y de Felipe Serrano. Desarrolló en la emisora ubicada en la esquina de Aserraderos dos buenos programas: Festival de las gran des favoritas y Stereo rumbos. Cuando "Rumbos" cambió su estilo Phidias se fue, sólo que a República Dominicana.
No trabajó en Quisqueya. Sólo conoció al hermano país y regresó, en 1962 para ingresar a Radio Difusora Venezuela con el visto bueno de Pablo Sosa Guzmán y de Abelardo Raidi H. (padre). Ya tenía la idea de un programa estrictamente latino, mas bien caribeño. Y los ángeles custodios le ayudaron, una vez más.
Uno de los programas de la emisora, La fiesta brava de Cipreses, salió del aire de forma inesperada. Debía su nombre a la esquina donde estaba ubicada la emisora. Phidias no lo pensó dos veces y enseguida hizo la solicitud del espacio. Se lo dieron. Y empezó a buscarle el nombre.
Con esa búsqueda Phidias Danilo Escalona cambió la historia de la música popular del Caribe. Y se inmortalizaría.

1 comentario:

Henrique Lazo dijo...

responde Henrique Lazo:
"Cuenten conmigo para desarrollar la pelicula sobre Phidias"
Muchas gracias por nombrarme en tu blog, es un honor.Quiero que sepas que conoci a tu papa y almorzamos muchas veces en un restaurancito chino que quedaba (o queda) en frente de la bomba de gasolina que está en la entrada de Chapellín.Fueron muchas las cotorras que me metí con tu papá y Ali Primera -amigo querido tambien- en ese restaurant.La ultima vez por cierto que vi a Fidias fue con Ali en un bar- restaurant en La Florida. Fue un largo almuerzo y nos quedamos hablando hasta las seis de la tarde, bueno a esa hora me fui yo. Fidias y Ali se quedaron. Le quedé debiendo 200 bolivares a Ali.De verdad fueron momentos muy gratos que pasamos juntos y aprendí muchas cosas de ambos.Me parece muy buena idea que se la haya puesto el día de la salsa a el dia en que nacio tu papa. Felicito al ministro Farruco por esa iniciativa. Como tu dices bien, hay que respaldarla y promoverla.Igualmente me parece buenisima idea hacer una pelicula sobre Fidias. Lil Rodriguez, gran amiga y conocedora de la salsa como nadie pudiera ser la encargada de escribir la historia junto a ti, para despues hacer el guion. En la Villa del Cine, estoy seguro, interesaría un proyecto como éste. Por mi parte cuenten con mis conocimientos para el desarrollo del mismo.
Un abrazo
Henrique Lazo