viernes, 3 de octubre de 2008

Jabillo cayó sobre unidad de transporte al salirse de raíz


Cuadrillas de Libertador cortaron el tronco
Una unidad de transporte público Encava, de la ruta Cementerio-Carmelitas, que circulaba por las Fuerzas Armadas, a la altura de la esquina de San Miguel, fue aplastada por un enorme jabillo de más de seis metros de alto, sin dejar víctimas porque la unidad no llevaba pasajeros.
El hecho ocurrió cerca de las seis y treinta de la tarde, luego que en el lugar cayó una fuerte lluvia acompañada de ráfagas de viento.

El conductor del Encava, William Solano, indicó que regresaba de la estación de servicio de San José cuando sintió un fuerte golpe que aplastó por completo el techo de la unidad. Enseguida los presentes lo ayudaron a salir por una pequeña ventana.
Explicó que su ruta no pasa por la Fuerzas Armadas, por lo que la unidad iba sin pasajeros. "Andaba despacio por los trabajos de Buscaracas. Delante de mí estaba otro transporte que venía lleno de usuarios. Si ese árbol cae antes, la historia fuera otra".
El jabillo había quedado dentro de la línea de las nuevas aceras, pero uno de sus borde era el límite con la nueva calzada de la avenida.
Clara Ortiz, vecina, al intentar explicar lo sucedido indicó que hace dos semanas quitaron las viejas aceras, para la ampliación de la vía por Buscaracas. Mientras construían las nuevas calzadas, (fraguadas ayer) el terreno fue afectado por las precipitaciones caídas en los últimos días. eso debilitó el terreno donde estaban las raíces. "En varias oportunidades denunciamos este árbol, pero nunca vinieron a talarlo", dijo.
En el lugar, los presentes no salían de su asombro, porque el jabillo se había salido de raíz, y quedó atravesado en los tres canales de la avenida.