martes, 28 de octubre de 2008

El satélite Simón Bolívar ya está en un cohete impulsor esperando su lanzamiento




Primeras imágenes exclusivas de los grandes edificios donde un cohete Larga Marcha ya está ensamblado y esperando pacientemente la orden para que probablemente este miércoles, el Venesat-1 sea llevado al espacio.
El lanzamiento se realizará este miércoles 29, a las 11:30 de la mañana, hora de Venezuela. Sin embargo, la ministra Noris Orihuela explicó que el clima es una variable a considerar y que han habido dos días de mal clima en el sector, por lo que la fecha exacta del lanzamiento será determinada en las próximas horas.
Aún así, nos pidió a los venezolanos que "cantemos, bailemos y celebremos" el despegue del cohete, que será televisado por la televisora estatal china CCTV y retransmitida por Venezolana de Televisión y el Sistema Nacional de Medios Públicos. Los videos y fotos, como siempre, serán llevados a usted por el sitio web de Yvke Mundial y demás medios del Estado, alternativos y comunitarios.
Más sobre el satélite
El pasado mes de agosto, el Presidente Hugo Chávez y la ministra Orihuela anunciaron que el satélite será lanzado desde China a bordo de un cohete Larga Marcha LM-3B de ese país. Veinticinco minutos después del despegue -el momento más crítico de la misión-, el satélite llegará a 200 kilómetros de altura. Allí se separará del cohete. "Lo primero que hará es buscar el sol y girar hacia él para expandir los paneles solares, de 12,1 metros de largo en cada lado y 3 metros de ancho. Luego buscará la Tierra", explicó la ministra Orihuela. Una vez apunte a la Tierra, podrá ser controlado en su ascenso desde los 200 kilómetros hasta que alcance 36 mil 500 kilómetros de altura, en su órbita geoestacionaria definitiva que, para el observador humano, hará que el satélite esté en apariencia fijo en el cielo.
Para que usted tenga una idea de dónde se ubicará el satélite, una vez llegue a su posición final: imagine que en la nación de Ecuador, a unos cuantos kilómetros de Quito, se construye una torre de 36.500 kilómetros de altura, y en el tope de esa torre se coloca el satélite venezolano. Ese es el equivalente de la posición 78 grados de longitud oeste y a 0 grados de latitud, donde se colocará el satélite usando una órbita que Uruguay cedió a Venezuela, luego de problemas y obstáculos con la órbita andina, que originalmente iba a usarse para el satélite bolivariano.
El satélite ofrecerá servicios de radio, televisión y datos en tres bandas de frecuencia:
Banda C: que ofrecerá servicios a Centroamérica, el Caribe, casi toda Suramérica excepto el sur de Argentina y Chile, y se usa para transmitir televisión y radio.
Banda Ku: que abarcará el Caribe y Venezuela, Bolivia, Paraguay y Uruguay; permite TV, radio, datos, Internet, control de procesos, etc.
Banda Ka: que abarcará Venezuela; es "la banda del futuro", según la ministra Orihuela, y se usa por ahora principalmente para datos.
Imágenes satelitales del suelo venezolano
El Presidente y la ministra Nuris Orihuela, anunciaron además que China y Venezuela están trabajando en un satélite cartográfico, de imágenes y observación, con el fin de poder obtener imágenes satelitales de alta resolución del suelo venezolano, que por ahora deben comprarse a otros países. Estos satélites son de órbita baja (menor a 2 mil kilómetros), al contrario del Satélite Simón Bolívar, que al estar a 36 mil 500 kilómetros de altura no puede tomar imágenes de buena resolución del planeta.
El segundo satélite venezolano se construirá en suelo venezolano con la ayuda china; el acuerdo inicial ya fue firmado por el Presidente Chávez, y de avanzar el proyecto adecuadamente estará listo en 2012. Será lanzado probablemente en China.
Sin embargo, el Laboratorio de Procesamiento de Imágenes Satelitales ubicado en la Universidad Simón Bolívar ya está en operación, con el fin de poner a disposición de toda la Administración Pública, de manera gratuita, material cartográfico y telemetría que les permita tomar mejores decisiones. Ver más información en esta noticia.
Qué es un satélite geoestacionario
Pongamos un caso común: el satélite de determinadas empresas de televisión, como DirecTV. Para que usted pueda tener esa antena apuntando permanentemente al satélite las 24 horas del día, se requiere que el satélite esté fijo en el cielo (aparentemente). De lo contrario, usted tendría que mover la antena de Directv muchas veces al día para poder sintonizarlo.
¿Cómo hacer que un satélite parezca que está fijo en el cielo las 24 horas del día, los 365 días del año? ¡Se le coloca en una órbita geoestacionaria!
Al contrario de lo que muchos creen, en el espacio alrededor de la Tierra existe casi tanta gravedad como la que hay en tierra firme. Para que los satélites no se "caigan" a la Tierra, lo que se hace es hacerlos girar alrededor del planeta a una velocidad precisa y exacta, de tal forma que la fuerza centrífuga producida al girar, que expulsa al satélite hacia el espacio exterior, se equilibre con la fuerza de gravedad que los atrae hacia el planeta. Si el satélite gira más lento de lo que se requiere, el satélite "caerá" a la Tierra, pero si se aumenta la velocidad demasiado, el satélite saldrá disparado hacia el espacio exterior.
Dependiendo de a qué altura quiera usted colocar su satélite, éste tendrá una velocidad dada y, por lo tanto, tardará más o menos tiempo en darle una vuelta a la Tierra. En órbitas bajas (menores a 2.000 km de altura, donde está la mayoría de los satélites militares, espías, científicos y metereológicos), un satélite tarda pocos minutos en dar una órbita a la Tierra, pero a medida que se coloca en una órbita mayor, ese tiempo aumenta.
Exactamente a los 36.500 kilómetros de altura, un satélite tarda 24 horas en dar una vuelta a la Tierra. Trate de imaginárselo: si un satélite tarda 24 horas en dar una vuelta a la Tierra, en apariencia para nosotros estará fijo en el cielo. El satélite Simón Bolívar será un satélite geoestacionario.