domingo, 6 de septiembre de 2009

VENEZUELA EMPATA CON CHILE Y SIGUE ENLA PELEA POR EL MUNDIAL DE FUTBOL

Venezuela empata a 2 en Chile y sigue en la pelea por el Mundial
Chile consiguió el punto que necesitaba para alcanzar la marca de 27, que lo deja casi adentro del Mundial. Para Venezuela el punto suma, ya que alcanzó a Uruguay en la tabla con 18 unidades
Venezuela sorprendió hoy a un Chile aburguesado, que se dejó estar y obtuvo en Santiago un punto de oro, que le permite seguir soñando con Sudáfrica 2010, mientras la Roja, pese al tropiezo, se mantiene en los puestos de avanzada del clasificatorio sudamericano.
La lluvia y la baja temperatura reinante no afectaron, como pensaban algunos comentaristas locales, al equipo venezolano, mientras Chile malogró un triunfo que creía seguro a causa de la displicencia con que afrontó el primer tiempo y la ansiedad excesiva que mostró en el segundo.
CRONICA DEL PRIMER TIEMPO
Los buenos resultados cosechados por la “Roja” de Marcelo Bielsa, gracias a la gran labor del argentino hicieron que el conjunto austral, ubicado segundo antes del encuentro, pudiera clasificarse matemáticamente al Mundial en esta jornada. Por eso, un triunfo frente a Venezuela, en casa, era necesario.
Ambiente de muchísima expectativa en Santiago de Chile, marcado por un ambiente lluvioso, frío y con un gramado mojado que haría que el esférico rodara velozmente.
Venezuela salió con la intención de seguir en rumbo al Mundial y buscando borrar el amargo recuerdo vivido hace 12 años en este mismo estadio, cuando el combinado chileno le endosó la escandalosa goleada de 6-0.
Chile desde el arranque del partido buscó hacer daño por el sector izquierdo de la cancha, consiguiéndose con la marca de Chacón y Lucena. Venezuela respondió con buena salida por los costados buscando la sorpresa y el entendimiento de la dupla Seijas-Arango.
Primeros 10 minutos con dominio claro de los pupilos de Bielsa. Excesiva facilidad del conjunto local para armarse en el medio sector, controlar el esférico y llegar al arco de Renny Vega pero sin claridad. Ante la imposibilidad, el jugador más peligroso de Chile, Humberto Suazo, empezaba a probar desde la media distancia.

Esa peligrosidad del conjunto de Bielsa iba a rendir sus frutos. A los 11 minutos, Matías Fernández a balón parado probó a Vega y el guardameta respondió enviando el balón al tiro de esquina. El mismo Fernández se encargaría de ejecutar el corner y Arturo Vidal, elevándose y ganándole en el cabezazo a Oswaldo Vizcarrondo, pondría el 1-0. Santiago se pondría de fiesta, Chile estaba en el Mundial.
El cuadro de Farías buscó la reacción y, de a poco, fue metiéndose en el partido. El fuerte marcaje de Isla sobre Arango hizo que prácticamente se vieran anuladas las posibilidades de ver un ataque venezolano ordenado. Sin la aparición de los volantes ofensivos, Giancarlo Maldonado se vio sacrificado bajando un poco a buscar balones.
Después del gol, el equipo de Bielsa desapareció y las desatenciones en la última línea comenzaron a aparecer. Arango, que pasó desapercibido en la primera media hora de partido, cambió la historia del encuentro. Al minuto 34’ el maracayero sirvió un servicio perfecto a Giancarlo Maldonado, quien con pierna izquierda batió por debajo a Claudio Bravo. Venezuela le respondía a Chile con un cachetazo. De fiesta “Monumental” a silencio Monumental en Santiago.
A “regaña dientes” y con el orgullo herido, Alexis Sánchez probó al arco venezolano y Vega respondería de gran forma enviando al tiro de esquina. Chile despertó después del gol venezolano y el encuentro se balancearía nuevamente. Poco antes de culminar la primera mitad, Venezuela tuvo una nueva posibilidad a balón detenido y en los pies de Rey. Chile metida en su área defendiendo, vio como caía nuevamente su valla ante la ejecución perfecta del “tetero” con un golazo por toda la escuadra de Bravo. Toda esa confianza en exceso, esa falta de respeto por el rival, le costaría muy caro a los chilenos.
CRONICA DEL SEGUNDO TIEMPO
Este era el partido más difícil de las “finales” que tenía que ganar Venezuela para poder meterse en el Mundial. Algo que siempre ha parecido cuesta arriba. ¿De qué manera se iban a manejar esas emociones en el camerino de irle ganando a Chile en Santiago? ¿Tendría el equipo de Farías la suficiente personalidad, templanza y serenidad, para administrar el resultado y llevarse la victoria? Quedarían 45 minutos para conocer la respuesta.
Al minuto 53’ una pelota suelta en el área, acompañada de un fallo defensivo por parte del conjunto venezolano, generó un enredo en el área venezolana que aprovechó Millar para poner las cosas iguales en el marcador. El cuadro de Bielsa despertaba y comenzaba a engrandecerse conforme iban transcurriendo los minutos, el público acompañaba a su selección y comenzaba a vitorear desde las gradas.
Eran los mejores minutos para el cuadro local que aprovechó el buen momento anímico para hacerse con el esférico y seguir metiendo presión para buscar el tercer tanto. Los cambios realizados tanto por Marcelo Bielsa como César Farías, eran claros indicios de que ambos técnicos querían el partido.
El ingreso de Ronald Vargas al minuto 74 de partido le dio luces y nuevas fuerzas a Venezuela. Toda la confianza quedó depositada sobre el jugador del Brujas de Bélgica sobre el que recayó la enorme responsabilidad de empujar hacia adelante a los venezolanos. Pero la única que seguía arriba era Chile quien se hacía cada vez más presente en el área venezolana.
Con Venezuela atrás, Farías ordenó adelantar las líneas. Lo único que quedaba era jugar al contra ataque como último recurso, Chile aparecía por todos los sectores de la cancha y lo hacía hasta con 4 jugadores.
En los minutos finales del encuentro, un Marcelo Bielsa, que normalmente suele lucir sereno y calculador, se mostró desesperado, inquieto y sumamente nervioso. Su Chile no lograba conseguir en casa el cupo al Mundial. Campanazo en Santiago, Venezuela terminó sumando un punto de oro y ahora, debe echar el resto sobre Perú el próximo miércoles para que el camino hacia Sudáfrica siga intacto.