lunes, 21 de septiembre de 2009

Gonzalo Gómez en el Encuentro de Contrainformación y Comunicación Popular

Gonzalo Gómez ( Aporrea ) en el Encuentro de Contrainformación y Comunicación Popular
Medios privados al servicio de la hegemonía capitalista, deben ser liquidados para dotar a las comunas de instrumentos comunicacionales
Los medios de comunicación privados venezolanos que estén al servicio de la hegemonía capitalista, de la manipulación comercial y de la inducción al consumo deben ser liquidados por los organismos pertinentes del Gobierno Nacional.
Así lo expresó, el representante de Aporrea.org, medio de comunicación alternativo en Internet, Gonzalo Gómez, durante el I Encuentro Latinoamericano de Contrainformación y Comunicación Popular efectuado en Caracas.
“Necesitamos medios que estén en manos del pueblo, no podemos seguir así, ellos atentan contra el proceso revolucionario y además hacen un chantaje a nivel internacional diciendo que no tienen libertad de expresión”, expresó.
El vocero realizó una comparación con la cuarta República, en referencia al tema comunicacional, “donde repartir un periódico a la puerta de una fábrica era una amenaza para ellos y podrías ir preso”.
“En diferencia a la situación actual, ahora hay un proceso revolucionario en curso, hemos podido conquistar el aparato del Estado, debemos seguir combinando la resistencia popular con todas sus iniciativas de comunicación popular para abrir el camino hacia la transición al socialismo en materia comunicacional”, indicó.
También, señaló que la situación en Venezuela es incomparable con la 4ta República, ya que el pueblo ha podido desatarse de las ataduras y poder comunicar libremente. Sin embargo, dijo que todavía falta apoyo más definido sobre la Ley de Comunicaciones, para poder entregarle a las futuras comunas poderosos instrumentos comunicacionales.
“La Ley de Comunicaciones fue concebida en el momento donde la revolución todavía no había sido proclamada como socialista y para el momento ese instrumento está enfocado en la explotación del espacio radioeléctrico, en el sentido al comercio y la propiedad privada pero ese es uno de los retos de nuestra revolución”, señaló.
Finalmente, propuso trabajar hacia una comunicación dotada de imprentas, servicios de comunicaciones, recursos tecnológicos, para ponerlas a disposición de todas las organizaciones campesinas, obreras, indígenas.
“Nuestro pueblo no utiliza muchas veces las radios o televisoras comunitarias por falta de conciencia e información, por eso tenemos que trabajar en la conciencia, articulación, educación y formación de la sociedad”.
Al respecto, hizo un llamado a realizar una campaña formativa tanto en materia de criticas de medios como en materia de aprender e intercambiar experiencias de comunicación.