martes, 15 de septiembre de 2009

Policías no usaran revólver ni rolo, usaran bastón extensible

Policías no usarán rolo ni revólver
El garrote de madera será reemplazado por un bastón extensible. MIJ forma en gimnasio a facilitadores en el uso de la fuerza

El Ministerio de Interiores y Justicia promueve una modificación en el equipamiento de los agentes de policía preventiva que terminará con el reemplazo del rolo de madera y del revólver por instrumentos más eficaces.
El primero será sustituido por un bastón extensible metálico, cuyo alcance es mayor que el de su contraparte de madera, y por lo tanto permite neutralizar al objetivo desde mayor distancia corporal.
El revólver policial, que tradicionalmente fue de calibres 38 o .357 Magnum, debería ser reemplazado por pistolas calibre 9 mm, aunque no se indica el tipo de cartucho que usarán.
El coordinador de entrenamiento en uso de la fuerza del Consejo General de Policía, señaló que tanto el bastón extensible como la pistola son los últimos recursos a los que debe apelar el funcionario en una situación conflictiva. Explicó que el uso de la fuerza tiene seis niveles. El primero consiste en la presencia de los uniformados en un lugar de conflicto. Luego viene el "despliegue táctico", en el que debe haber una relación de mínimo dos agentes y máximo cinco por persona.
"Todo depende de las condiciones físicas de las partes en conflicto, así como del grado de agresividad de las personas", indico
En tercer lugar aparece el diálogo, en el que los funcionarios intentan disminuir la conflictividad. Este es el último nivel de uso ordinario de la fuerza.
Posteriormente aparece el control físico mediante técnicas de sumisión tomadas de artes marciales como el judo y el aikido, y el uso de las armas intermedias (bastón extensible). Este, según Navas, es un nivel transitorio. Finalmente, está el modo extraordinario del uso de la fuerza, referido a las armas de fuego.
Indicó que 72% de los conflictos en los que actúa la policía se resuelven sin llegar a la utilización de armas de cualquier tipo. En su criterio, la sola presencia de los uniformados bien entrenados es suficiente para disminuir la conflictividad. En el gimnasio. Ayer comenzó el segundo curso teórico-práctico sobre uso progresivo de la fuerza, destinado a los instructores de cuerpos policiales estatales o municipales.
Al final de la jornada, los participantes obtendrán un certificado de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, dijo que ese documento será un requisito indispensable para que puedan divulgar sus conocimientos en el futuro.
Hasta ahora han participado 80 representantes de las 126 policías preventivas del país. El curso se desarrolla en el Naciones Unidas, advirtió que todos los cuerpos de seguridad deberán participar, pues de lo contrario serán sancionados. "Estamos actualizando la filosofía de actuación. Las policías de proximidad no pueden mostrar la agresividad que hasta ahora han tenido", dijo.