jueves, 10 de septiembre de 2009

Venezuela derrotó a Perú en Futbol y tiene aspiraciones de ir al Mundial

Venezuela gana 3-1 a Perú y el Mundial está muy cerca para la ‘Vinotinto’
Suráfrica 2010: La Vinotinto derrota a Perú 3-1 y sigue soñando

Con un contundente triunfo ante Perú por 3-1 en Puerto La Cruz, la selección venezolana mantuvo vivas sus esperanzas de clasificarse al Mundial Suráfrica 2010. A falta de 2 partidos, Venezuela se encuentra a 2 puntos del cuarto puesto (lo que le daría un cupo directo al Mundial) y a 1 del puesto de repechaje.
Venezuela ha vencido esta noche a Perú 3-1 gracias a 2 goles de Miku y uno de Vargas y queda clasificada en el 6º puesto del grupo a un punto de Argentina.
A Venezuela le restan dos partidos: en casa ante Paraguay el 10 de octubre y 3 días después ante Brasil como visitante. Ambos equipos están ya clasificados por lo cual no pondrán toda “la carne en el asador” ante la vinotinto.
Nunca un Mundial de fútbol ha estado tan cerca para Venezuela.
Así queda la tabla:
Venezuela saltó a la cancha buscando la oportunidad única de meterse en pelea por un cupo al Mundial. Frente al equipo dirigido por César Farías, se pararía una Perú con mucho coraje que, pese a estar eliminada, dejó claro desde el principio que no le pondría nada sencilla la cosa a los criollos.
Fuegos artificiales cubrieron el cielo de Puerto La Cruz después de los respectivos himnos de ambos combinados, los canticos en las gradas comenzaban a aparecer, los flashes de las cámaras, le daban el marco esperado al tan esperado encuentro.
Con el recuerdo de aquella histórica victoria hace 4 años en Maracaibo donde Venezuela venció al conjunto inca por 4-1 y apoyado por un estadio a rebosar, se dio inicio al encuentro con el esperado control en los primeros minutos del cuadro vinotinto.
Sin los recursos para poder salir de su arco, Perú se apoyó en el talento de Nolberto Solano para construir las jugadas de peligro. La zona de recuperación venezolana neutralizaba cualquier intentona inca, qué buscaba realizar su juego por el medio del campo. El cuadro de César Farías buscó el juego por las bandas apoyadas por la buena actuación de los laterales Fuenmayor y Pedro Boada.
Venezuela le lanzaría el primer aviso serio a Perú a los 7 minutos de partido con la velocidad de desborde de Alejandro Moreno, buscando el cabezazo de Nicolás Fedor, pero la intentona terminó en los guantes del guardameta peruano.

Venezuela, aprovechándose de la posesión del esférico, empezó a aparecer por todos los sectores de la cancha. Los dirigidos por Farías se inclinaban por el sector izquierdo de la cancha para cometer las ofensivas. Perú volvió a salvarse milagrosamente a los 24 minutos cuando una ejecución de Juan Arango, pasó acariciando el poste derecho de los peruanos. Ronald Vargas engalanó el encuentro haciendo jugadas de lujo que arrancaron los gritos y los aplausos desde las gradas.
Finalmente llegaba lo que tanto buscaba Venezuela. Una arremetida por sector derecho comenzada por Franklin Lucena quien pasa el esférico a Ronald Vargas, este cede a Alejandro Moreno y, el jugador del Columbus Crew, metió un pase de lujo al corazón del área para que Nicolás Fedor, al minuto 33’, inaugurara el marcador para la causa nacional.
El estadio enloqueció y las gradas se querían venir abajo. A partir de ese momento, Perú se vino abajo en lo anímico y todo el sector ofensivo venezolano comenzaba a aparecer por todos los sectores de la cancha, multiplicándose y generando un sinnúmero de acciones ofensivas.
Cuando mejor jugaba Venezuela, una acción a balón parado culminó con una jugada desafortunada de cabeza producida por Juan Fuenmayor quien envió el balón a las propias redes venezolanas para la paridad en el marcador al minuto 41 de juego.

CRONICA DEL SEGUNDO TIEMPO
Comenzada la segunda mitad, Venezuela empezaría a meter la presión necesaria para llegar al arco peruano. Vargas, el jugador del brujas belga, sería el responsable de llevar los hilos en el encuentro buscando la asociación con Nicolás Fedor.
Precisamente en un descuido de la zaga peruana al minuto 52 de partido, le permitiría al jugador del Valencia de España, de pierna derecha, marcar el segundo tanto del encuentro. Era la noche del jugador del conjunto ché español, todo le salía redondo, lo que tocaba, lo transformaba en gol.
El público en el José A. Páez enloqueció. El olé, olé, olé bajaba de las gradas y ensordecía a cualquiera. Venezuela volvía a vivir sus mejor minutos. Todo el país, comenzaba a creer de nuevo.
Pero la recompensa a la perseverancia la seguiría encontrando el cuadro nacional. Al minuto 70 de partido, Arango sólo ante la adversidad y la humanidad de Butrón, disparó al arco y el balón dio al poste, Vargas llegó como una tromba ante dos defensores y la volvió a estrellar del poste, en una reacción de reflejos felinos, el jugador volvió a levantarse y en el rebote, la mandó a las redes.
El José Antonio Páez se convirtió en un delirio. Venezuela jugaba mejor y le propinaba una goleada a su rival de turno. Si el país soñaba, los muchachos le reafirmaban que el sueño podría convertirse en realidad.
Farías realizaba sus dos primeras modificaciones y sacaba del terreno a Arango en sustitución del mundialista Francisco Flores dándole minutos y la oportunidad a éste jugador quien se convertirá en mundialista por Venezuela a partir del próximo sábado. Jhonathan Del Valle era la última modificación y entraba por el goleador de la noche, Nicolás Fedor.
De no haber sido por la buena fortuna del elenco inca, la goleada hubiese sido aún mayor. Venezuela contaba con los pergaminos para hacerle mucho daño a Perú y por poco, cerca del minuto 88, los criollos pudieron marcar el cuarto, pero una buena intervención de Butrón evitó el tanto.
Al final, diversión para el cuadro venezolano. Los toques en corto que desesperaban a Perú se volvieron constantes y finalmente, los tres pitazos llegaron. A soñar Venezuela que la ‘vinotinto’ tiene 21 puntos y ahora, más que nunca, el Mundial de mayores por primera vez nunca estuvo tan cerca como ahora. Los criollos, dependen de sí mismos y sólo queda una batalla final como local frente a Paraguay para saber, si la selección, se vestirá de gala y etiqueta para ir a Sudáfrica.