jueves, 23 de julio de 2009

Ultraderecha busca desestabilizar la región para detener cambios sociales

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, indicó este miércoles que los sectores más radicales de la derecha preparan focos de distracción en el continente para intentar frenar la onda de cambios sociales impulsados por los gobiernos de izquierda de la región.
"La ultraderecha internacional (...) asesorada por expertos en manipulación de almas y cerebros, se prepara para generar focos de distracción en diversos lugares de nuestro continente, pero procurando hacer de Washington una meca donde los desestabilizadores pueden encontrar oídos nativos amistosos en diversos círculos radicales de poder, atemorizados por la onda de cambios sociales que se están propagando en las américas y ansiosos por desviar hacia el Presidente Hugo Chávez la atención de los medios controlados por sus intereses".
En ese sentido, refirió la reciente intensificación de las agresiones verbales, mediáticas y administrativas contra el Presidente Hugo Chávez Frías y su homólogo ecuatoriano Rafael Correa, a las que consideró como una prueba que revela "la determinación de los más violentos y privilegiados".
Resaltó que los cambios sociales que se han dado en Venezuela han sido aprobados de manera inédita por elecciones y consultas populares, lo que a su juicio ha contribuido impulsar un despertar continental destinado a rechazar la exclusión, la injusticia social y la dictadura mediática.
Durante su intervención en la sesión permanente de la OEA en Washington, Chaderton aprovechó la oportunidad para ratificar el rechazo de Venezuela a la decisión del gobierno golpista de Honduras de expulsar a los miembros de la misión diplomática venezolana acreditada en el país centroamericano y pidió a la justicia internacional imputar a los responsables de cualquier abuso a la integridad física que puedan cometer funcionarios hondureños al personal de la embajada.