miércoles, 22 de julio de 2009

NotiHatillo

La música cañonera se dará cita en la Plaza Bolívar
El próximo jueves 23 de julio a las seis de la tarde, la música cañonera se hará escuchar en los espacios de la Plaza Bolívar de El Hatillo a cargo del grupo musical Los Antaños del Stadium, agrupación declarada como Patrimonio Cultural Musical de la Ciudad de Caracas en 1996.
La música cañonera nace en Caracas a principios del siglo XX de la unión de varios factores culturales, lo cual se ve reflejado en la diversidad de instrumentos utilizados en dicho género musical, yendo desde la mandolina y el violín, hasta la trompeta y el redoblante.
Este fenómeno puede considerarse como la primera expresión urbana en la música venezolana, debido al gran impacto que tuvo en varias ciudades del país en los años 30.
Los Antaños del Stadium, grupo fundado por Jacobo Espinoza en 1946, se dedicaban a animar con su música cañonera los juegos de béisbol de la Cervecería Caracas realizados en el estadio de San Agustín de la capital venezolana.
Durante toda su trayectoria, la agrupación ha logrado grabar 27 discos, definiéndose como un ícono indiscutible del género musical que identifica la historia de Caracas y ciudades del país.
En más de 50 años, Los Antaños del Stadium, han recorrido toda la geografía nacional representando la música popular venezolana, y es ahora el Municipio El Hatillo los encargados de recibirlos en la Plaza Bolívar, lugar donde se revivirán tradiciones culturales e históricas de nuestra nación.
Los Antaños del Estadium es, sin lugar a dudas, la fuente directa de inspiración y enseñanza de todos los grupos que se dedican a la música cañonera.
Los hijos del fundador del grupo se han encargado de continuar la labor de Los Antaños del Estadium

Min-Salud es el único vocero para determinar si hay muertes asociadas a Influenza A-H1N1
En las investigaciones que adelanta el ente rector en materia de políticas públicas del sector sobre el deceso de una lactante de 11 meses el fin de semana en el municipio El Hatillo del estado Miranda, no ha sido confirmado por el despacho central información que asocie estos fallecimientos con complicaciones por la Nueva Gripe.
Al formular un llamado a la calma, el vocero estadal del Mppsps destacó la estrategia de mitigación de la propagación llevada adelante por el ente que ha hecho cumplir el protocolo emanado de la Organización Mundial de la Salud desde el pasado 25 de abril y que cuenta con el producto antiviral para atender los casos que se han presentado y que pudieran registrarse.
Rosas Jiménez se abstuvo de emitir presunciones sobre la materia y reiteró que toda información corresponde directamente al titular del Mppsps, órgano que tiene a su cargo el cumplimiento de las políticas públicas en salud con fundamento a los reportes que emite de las muestras analizadas el Instituto Nacional de Higiene, el único que posee el reactivo para el descarte del virus de la Influenza A-H1N1 en el país.
Mantilla insistió en que la lactante hoy fallecida ingresó el día 9 de julio al Hospital San Juan de Dios a la unidad de terapia intensiva con una posible intoxicación, falla hepática, entre otros cuadros que pudieron haber sido los causantes del deceso y no el virus.
El 13 de julio, prosiguió, la niña presentó una intoxicación aguda y el día 15 se confirmó que tenía el virus A H1N1. El titular de Salud aclaró que estudian el caso, pues “no podemos decir que la niña falleció del virus”, después de los cuadros presentados.
Lo que al parecer originó el deceso de la lactante fue el hecho de no recibir asistencia médica oportuna, tal como ha ocurrido en la gran mayoría de los casos de infectados de gripe A-H1N1. Sólo cuando su cuadro de salud se complicó fue llevada al centro asistencial.
La víctima, que residía en la zona rural del municipio El Hatillo, tenía tres días en delicado estado de salud. Las autoridades sanitarias aún tratan de establecer cómo se contagió la lactante con el mortal virus dado que no tenía antecedentes de viaje ni se detectó contacto con alguna persona contagiada.
Caso delicado
Una reciente declaración oficial sobre la niña de 11 meses, la había dado la viceministra de Redes de Salud Colectiva de Min-Salud, Nancy Pérez Sierra, que a través de la Agencia Bolivariana de Noticias sostuvo el jueves que éste había sido el único caso “delicado” registrado en el país.