martes, 17 de junio de 2008

Chavez anuncio la creación de un Centro de Tratamiento y Rehabilitación de Drogas en Caicaguana

Centro de rehabilitación en Caicaguana anuncio el Presidente Chávez
En Caicaguana el agua no llega a las tuberías y afecta por igual a todos los que habitan en la zona
Sin agua y sin aseo urbano han vivido por décadas unos 250 habitantes del sector
DELIA MENESES - EL UNIVERSAL
Los pobladores de Caicaguana, zona rural de El Hatillo, están acostumbrados a vivir en sequía. Ya son varias décadas bañándose con baldes y habituados a esperar la llegada de los camiones cisterna cada dos semanas. No hay manera de que el agua fluya por las tuberías y, entre los vecinos, la queja más frecuente es la falta de apoyo y atención por parte de las autoridades municipales.
El olvidado sector fue recordado el domingo pasado por el presidente Hugo Chávez, quien anunció la instalación de un centro de tratamiento y rehabilitación en el poblado hatillano de Caicaguana. La infraestructura pretende brindar atención a alrededor de 150 niños y adolescentes con problemas de adicción a las drogas.
Según Chávez, el espacio estará conformado por cuatro pisos en un área de 5 mil 400 metros cuadrados y contará con jardines, caminerías, gimnasio y piscina. "Para los niños, lo mejor", afirmó el Presidente.
En Caicaguana el anuncio oficial fue recibido como una bocanada de aire fresco, pues vislumbran la esperanza de que estas mejoras salpiquen a la comunidad. Adriana Sánchez pertenece a la Casa del Poder Popular de El Hatillo y se expresa optimista sobre el tema.
"Nos conviene que se construya este centro para que logren entrar a la zona y vean directamente la realidad que aquí se vive. Para muchos, El Hatillo no es más que sus zonas turísticas y urbanizadas y desconocen la existencia de poblados rurales como Caicaguana", lamenta Sánchez.
El proyecto, esperan los vecinos, debería ayudar a solventar males eternos de la zona relacionados con los servicios básicos. "Aquí las aguas servidas caen prácticamente a suelo abierto, el aseo urbano nunca llega y sólo tiene agua el que compra una cisterna", enumera Sánchez. Elsa Bravo, quien se encarga de un comedor para 150 personas en Caicaguana, conoce bien la situación.
"Sólo donde está el caserío hay 55 familias, unos 250 habitantes", precisa, al tiempo que describe el drama que viven muchos de sus pobladores.
"Hay personas que hasta dejan de comer para poder comprar el camión cisterna, que cuesta BsF 200", explica Bravo, miembro del consejo comunal Caicaguana, que actualmente tiene un proyecto junto a Loma Linda para instalar tuberías en la zona, solicitando recursos a la Alcaldía de El Hatillo.
Sequía Permanente
La población de El Hatillo suma 120 mil personas y se estima que 24 mil viven en sequía permanente 20% de los habitantes de la jurisdicción no se surte por el sistema metropolitano sino por camiones de agua
Un camión cisterna de 9 mil litros cobra BsF 200 por un viaje hacia Caicaguana y las zonas aledañas y abastece a una familia durante diez o doce días
Por lo menos 20 camiones transitan cada semana en El Hatillo para poder surtir a los pobladores de los sectores rurales
En Caicaguana no hay cancha para los niños. El consejo comunal de la zona está solicitando los permisos a la Colmena de la Vida para hacer uso de sus instalaciones deportivas
En las zonas rurales de El Hatillo hay niños de 10 y 12 años que ya consumen droga