lunes, 23 de enero de 2012

NO ME GUSTA LA SOPA ......MAFALDA

¡No me gusta la sopa!.....Mafalda
por Raúl Bracho
Sábado, 21 de Enero de 2012

Nadie previó estimaciones adecuadas a esa insignificante parte que nos correspondía, los usuarios terminamos siendo dueños del derecho a la verdadera libertad de expresión, comunicación, difusión e intercambio de mensajes entre nosotros mismos...
A mayor conexión entre las neuronas se produce mas conciencia… a mayor conexión entre quienes conformamos esta especie pasa igual, se genera más conciencia. Los efectos devastadores de la red no se refieren a la velocidad entre emisor y receptor de noticias, se refiere a que todas y todos somos emisores y receptores en una inmensa red que en segundos nos permite difundir cualquier mensaje, idea, suposición, sospecha o comentario relacionado a cualquier ámbito de nuestra vida.

Si bien los señores de la red, Bill Gate o sucesores en Apple, Googles, Facebok o Tewter se han consagrado el gran poder de la red, nadie previó estimaciones adecuadas a esa insignificante parte que nos correspondía, los usuarios terminamos siendo dueños del derecho a la verdadera libertad de expresión, comunicación, difusión e intercambio de mensajes entre nosotros mismos. Eso se ha convertido en una pesadilla para los amos del imperio.

A pesar de la incorporación de la red al mercado publicitario como nuevo medio mucho más específico al relacionarlo a nuestra intimidad gracias a la intromisión en nuestras comunicaciones, la red ahora les resulta peligrosa. Mal que bien esta red ha generado el nacimiento de la conciencia planetaria, que difícilmente permitiremos que sea controlada.

La propuesta de Obama de crear una ley que de facultades para que el estado se entrometa de forma legal en nuestra red, no ha recibido otra respuesta que el rechazo absoluto de todas y todos los usuarios. La libertad sentida y ejercida detrás de los teclados está desbordando la soledad ante los ordenadores y se expresa en movimientos sociales que indudablemente se generan en el nuevo nivel de comunicación generado por la red: los indignados y los ocupa se generan, comunican y actúan con la plataforma virtual de las redes sociales capitalistas.

La intangibilidad de la red, a mi criterio, está generando su obvio resultado, la cuarta dimensión. El rastro dejado por la tridimensionalidad se desplaza sobre si, activando la nueva dimensión a similitud del cuadrado que en su rastro di buja un cubo o el punto que en su rastro dibuja la línea. Hay un salto abismal en la historia de esta humanidad que apenas se está empezando a realizar, el nacimiento de la cuarta dimensión que se originó en todas nuestras conciencias al tocarse unas con otras, ahora toma las calles y las gargantas, la historia.

Mafalda, esa chiquilla tan amada por todas y todos, fue furibunda opositora a la sopa, recuerdo una de sus historia donde preguntaba quien era mas culpable o cretino, si el que invento la cuchara o el inventor de la sopa, lo cierto es que nuestra amiga, al lado de Libertad se enfrentó siempre al sistema, como hoy lo hace la humanidad unida quizá de mucho mejor manera, en la nueva dimensión, por tanto, es deber absoluto denunciar los intentos y las argucias imperiales por intervenir nuestra red.


Es deber construir servidores independientes de las grandes corporaciones y mantener el dominio del ciber espacio