miércoles, 8 de junio de 2011

La basura acorrala a El Hatillo

A la quebrada Corralito, entre otras cosas, van a parar desechos municipales. Hasta deportes extremos se practican en áreas protegidas
Por: María Eugenia Gil Beroes
El Valle de la quebrada de Corralito hace parte del municipio El Hatillo, un municipio tradicionalmente bendecido con densos bosques, un buen clima y generosos cursos de aguas, que en su mayoría tributan al río Guaire. Todo eso hoy está bajo seria amenaza.
Un gran número de factores están actuando: la terrofagia anárquica ­con fuerte presión de servir de aliviadero de la vecina Caracas; la tala y quema indiscriminadas; la caza y tala furtivas o de extracción para el comercio; el uso de contaminantes agroquímicos; descargas de "aguas negras" a las quebradas; vertidos de escombros, materiales no biodegradables y contaminantes como plásticos, entre otros; tomas irregulares de agua de las quebradas.
un acelerado crecimiento poblacional ­el más alto entre los municipios de Caracas, incluso en zonas verdes de altas pendientes o zonas de cursos de agua; un turismo anárquico y hasta los deportes extremos como el motocross, rustiqueo, bicicross y las bicicletas de montaña, en zonas indebidas; sólo por mencionar algunas de las actividades más problemáticas.
Consecuentemente hay una acelerada destrucción y contaminación de los ambientes naturales y en particular de las valiosas cuencas de agua y bosques del municipio ­fuentes primarias de la cadena de la vida natural en El Hatillo.
MEDIDAS URGENTES
Por todo lo anterior, y con la urgencia del caso hay que diseñar e implementar un verdadero y eficaz Plan Ambiental Rector para El Hatillo, que contemple:
i) un programa de educación ambiental para todos quienes viven o hacen vida en el municipio, e incluso para sus turistas
ii) la revisión y propuestas de mejores ordenanzas, preventivas y cumplibles ­con un sistema de incentivos y sanciones, tanto para evitar los daños al ambiente, como para restaurarlo donde haya sido dañado, así como para disfrutar y aprender del mismo
iii) identificar algunos proyectos-pilotos para el rescate y la protección ecológica de las zonas más afectadas ­determinando las más delicadas.
CORRALITO ACORRALADA
Corralito no es la más importante entre las quebradas de El Hatillo, pero es todavía una de las más verdes y de más afluencia turística por su cercanía al pueblo de El Hatillo. Es un valle que legalmente es un "área protegida", pero no recibe la protección que necesita. Esta cuenca lleva sus aguas a la quebrada de Tusmare, que sí es la principal del municipio.
En este momento Corralito enfrenta problemas como: desarrollos urbanísticos desproporcionados en las propias nacientes de la Quebrada; deforestación irracional; vertido de aguas negras y agroquímicos, desechos provenientes del "botadero de basura municipal" ubicado a la vera de la vía a Caicaguana, justo en pendiente de caída libre a la quebrada de Corralito y ­a través de ella­ a la quebrada Tusmare ­que a su vez tributa al Guaire.
Todo ello en un continuo y marcado declive que asegura el transporte de los contaminantes y todo cuanto obstruye cursos de agua. Se precisan estimaciones sobre todas las fuentes de contaminación y un estudio de impacto ambiental integral y detallado de tal "área protegida".
CORRALITO NECESITA
i) Un plan para la restauración o corrección, en el grado máximo posible, de las áreas o aspectos más afectados
ii) un plan de protección a presente y futuro, el cual incluya una reglamentación específica de la Cuenca; incluyendo: un programa de educación ambiental para todos los que hagan vida en el lugar o lo visiten y que incluya la dimensión de la facilitación de una más armoniosa integración del ser humano con el ambiente natural ­incluso para una más sana recreación que bien podría incluir actividades de ecoturismo para propios y visitantes, el establecimiento de "senderos ecológicos" para el disfrute y mayor conocimiento y valoración de las bondades del Lugar, el marcaje y cuido de rutas de paso de animales silvestres o lugares de reproducción de éstos a fin de protegerlos
iii) un plan de identificación y compilación de todos los recursos necesarios ­humanos, técnicos, financieros, institucionales, comunicacionales, etc­ a fin de ejecutar toda una propuesta integral ­a partir de los propios vecinos y dolientes naturales del lugar.
¿MUNICIPIO ECOLÓGICO?
La preservación de la Cuenca de Corralito, podría convertirse en un proyecto-piloto ejemplar para todo El Hatillo y servir para que: i) el municipio preserve su tan amenazado patrimonio verde, ii) se gane realmente su pretensión de ser "un municipio ecológico de referencia", y iii) permanezca como un grato espacio para el responsable disfrute y cuido de sus habitantes, de su turismo metropolitano, nacional e internacional